Buscar

Lecturas del 10 al 14 de Agosto


LUNES 10 DE AGOSTO


DESEMPEÑO O RELACIÓN

• ÉXODO 34:27-35•


Alejandro se encuentra en la oficina de personal. Lo acaban de despedir porque su desempeño en las ventas no ha cumplido con el estándar establecido. Justo antes de pararse para recoger sus cosas, el jefe de personal recibe una llamada. Es el hijo del dueño de la empresa quien le dice: - Hola, quiero hablarte de Alejandro. Es mi amigo y he hecho un trato con él. Mis ventas serán contadas a su favor. Mis comisiones serán también suyas. Por favor, trátalo como a mí mismo.


Sé que la historia resulta demasiado buena para ser verdad. Lo increíble es que así es el nuevo pacto que Dios nos ofrece (en realidad es infinita y eternamente mejor, pero quiero que te hagas una idea).


En el antiguo testamento, “el SEÑOR le dijo a Moisés: «Escribe todas estas instrucciones, porque ellas indican las condiciones del pacto que hago contigo y con Israel»˝

(Éxodo 34:27). Aquel pacto se basaba en el desempeño del pueblo de Dios; ellos debían cumplir con todas las condiciones, siguiendo al pie de la letra las instrucciones perfectas y justas del Dios Santo. Este pacto fue dado para demostrarnos la gravedad de nuestro pecado y la Santidad de nuestro Dios.


Era un pacto glorioso, pero mucho más lo es el nuevo pacto “pues si tiene gloria aquello que lleva a la condena de los pecadores, ¿cuánta más gloria tendrá lo que hace que los pecadores puedan ser aprobados ante Dios?˝ (2 Corintios 3:9). Quienes ponemos nuestra fe en Jesús y nos arrepentimos de nuestro pecado, disfrutamos del pacto que se basa en el desempeño perfecto de Jesús y gozamos de una relación profunda y eterna con nuestro Creador.


El “desempeño” se enfoca en lo que tú haces. La “relación” se enfoca en lo que Jesús hizo en la Cruz.



MARTES 11 DE AGOSTO


TOMA LA DECISIÓN

• 1 TESALONICENSES 5:16-18 •



Ante las diferentes circunstancias por las que estamos atravesando, es muy difícil tomar decisiones afrontando sentimientos como la duda, temor, pasividad, evasión, facilismo y ansiedad.


Cuando Israel salió de Egipto, Dios le prometió guiarlo con su Presencia, la Cual se observaba de día en forma de nube y de noche en una columna de fuego; cuando la nube o la columna de fuego se movían, ellos caminaban y cuando se detenían ellos allí descansaban. Hoy es diferente, pues se trata de que donde nosotros vamos, Dios va con nosotros, es decir, que sobre todo lo que pise la planta de nuestros pies para conquistar, Dios nos ayuda.


Para conquistar, nuestra actitud es importante y estos versos nos enseñan cómo debemos comportarnos por el camino:


1. Estén siempre alegres. Pregunto: ¿Cómo puedo estar alegre en medio de la incertidumbre? Desempleo, falta de dinero, enfermedad o peor aún división en el hogar; pues la Palabra en Filipenses 4:4-8 nos da la respuesta y es que debemos pensar en lo verdadero, lo respetable, lo justo, lo puro, lo que es agradable y merece ser alabado. Sólo Jesús cumple con todos estos requisitos.

2. Nunca dejen de orar: debemos hablar con Dios todos los días y en todo momento, pero diciendo la verdad de lo que sentimos, lo que nos da rabia, cuánto nos duele, lo que necesitamos, confesando nuestros errores, nuestra falta de esperanza.

Jesus nos dijo: “Pidan a Dios y Él les dará, hablen con Dios y encontrarán lo que buscan, llámenlo y Él los atenderá. Porque el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y si lo llama es atendido”.

3. Sean agradecidos en toda circunstancia: Si estamos en un momento de dificultad, el agradecimiento traerá fuerza a nuestra vida y esa fuerza contagiará a la familia que nos rodea. Si deseamos un cambio, quizás éste sólo comience cuando empecemos a dar gracias a Dios por lo que tenemos ahora.



MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO


RECURSOS ILIMITADOS

• JUAN 14:15-21 •


Cuando Jesús prometió el Espíritu Santo, los discípulos no entendieron qué clase de regalo les dejaría, tal vez incluso cuando en Hechos 2:6-12, hablaron en lenguas y predicaron con denuedo, tampoco alcanzaron a medir que habían recibido recursos ilimitados, pero los demás sí podían ver lo extraordinario que estaba sucediendo con ellos, como se observa en Hechos 4:13, que dice: «Cuando vieron el coraje de Pedro y Juan y se dieron cuenta de que eran hombres normales y sin educación, se asombraron».


El Espíritu Santo es Maestro (V. 26), da testimonio de Cristo, guía a la verdad (V. 17a), es abogado defensor (consolador, ayudador V. 16), entre otras muchas características, pues es Él Quien coloca Su fruto en los corazones y quien da dones.


El Espíritu Santo siempre está cerca de ti (V. 17b) y Él sabe exactamente cómo estás luchando pues ahora está dentro de ti. Es tiempo de entender que, aunque la batalla sea feroz por las circunstancias que estás pasando y te sientas débil, tus recursos son ilimitados.


El E.S. y tú viven no solo el uno con el otro, sino uno dentro del otro. Tú estás lleno de Su presencia divina. Esta unión es superior a cualquier relación humana.


¿Cómo obtener estos recursos ilimitados?


1. Buscar, reconocer y recibir (V. 17b): si no perteneces al mundo, debes buscarlo, pedirle que llene tu vida, reconocer su Presencia y recibirlo.


2. Conocerlo (V. 17c): Puedes vivir sobrenaturalmente, pues has recibido un poder de gran alcance para hacerlo. El E.S. te permite vivir más allá de ti mismo: para trascender a las tendencias naturales. ¡Esto es emocionante!

3. Enfocarte en Él (V. 20-21): Debemos entender que Él es nuestro compañero constante, entonces debemos enfocarnos en Él.


Acércate a Su presencia. Recibe los recursos ilimitados del poder del Espíritu Santo en tu vida.



JUEVES 13 DE AGOSTO


¿SER PERFECTOS COMO EL PADRE CELESTIAL LO ES?

• MATEO 5:43- 48 •



En la enseñanza de hoy llegamos a la cima de la Montaña de las Bienaventuranzas, donde Jesús proclamó la Ley del Reino de Dios, cuyo ideal se resume en esta frase: “Sed perfectos como vuestro Padre celestial”. Cinco veces afirmó: “¡Se os dijo, pero yo os digo!”. Señal de mucho valor de Su parte corregir públicamente, ante toda la gente reunida, el tesoro más sagrado de la gente, la raíz de su identidad, que era la Ley dada a través de Moisés. Jesús comunica una nueva mirada para entender y practicar la Ley de Dios. La llave para poder tener esta nueva mirada es la afirmación: “Sed perfectos”. Nadie puede decir hoy: «Soy perfecto como el Padre celestial es perfecto!”. Estamos siempre por debajo de la medida que Jesús nos ha puesto delante. ¿Por qué Él nos puso delante un ideal que para nosotros los mortales es imposible alcanzar?


Oísteis que se os dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Jesús, expresa con claridad la mentalidad con la cual los escribas explicaban la Ley; que nacía de las divisiones entre judíos y no judíos, entre prójimo y no prójimo, entre santo y pecador, entre puro e impuro, etc. Jesús manda subvertir este pretendido orden nacido de divisiones interesadas. “Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos…”. Esta fuente es Dios mismo, reconocido como Padre, es imitándolo que podemos crear una sociedad justa, radicalmente nueva.


Jesús imitó al Padre y reveló Su amor. Cada gesto, cada Palabra de Jesús, desde el nacimiento hasta la hora de morir en la cruz, era una expresión de este Amor Creador que no depende del presente que recibe, ni discrimina al otro por motivo de raza, sexo, religión o clase social, sino que nace de un querer al otro, gratuitamente.


Podemos ser perfectos: ¿en carácter, santidad, madurez, o en amor?

Que Jesucristo mismo nos dé entendimiento y aprendamos de Él.



VIERNES 14 DE AGOSTO



MISERICORDIA Y JUSTICIA

• 2 SAMUEL 12:13-25 •



Hay cosas en la vida que tienen un costo demasiado alto para nuestras vidas. Decisiones equivocadas, oportunidades desaprovechadas, relaciones fracasadas, entre otras, pueden traer a nuestra vida un costo grande, pero el que produce el pecado es el peor de todos. A través de la historia del adulterio de David podemos aprender un principio para escapar de sus consecuencias.

El primer costo que pagamos al pecar es la degradación de nuestro ser interior.


Todos los buenos principios y honorabilidad se pierden al momento que decidimos pecar y esto fue lo que le pasó a David. Mientras él se paseaba sobre el terrado de su casa real, vio a una mujer hermosa que se estaba bañando y rápidamente ésto llamó su atención. Lamentablemente, David permitió que la tentación lo atrapara y su corazón se contaminara. Cuando este proceso se da, nuestra moral se hace a un lado y sacamos a Dios de nuestras vidas depravando así, todo nuestro ser interior.

La pregunta sobre este texto es: ¿QUÉ DEBEMOS HACER?


1. Reconocer nuestro pecado (V. 13)

2. Pedir perdón a Dios para que limpie nuestro pecado (Salmos 51:1-2): Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a Tus misericordias...

3. Pedir a Dios un corazón nuevo para no volver a pecar (Salmos 51:10-12): Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio...

4. Convertirse plenamente a Dios, comenzando una nueva vida (Salmos 51:13-19): porque no quieres sacrificio, yo lo daría; no quieres holocausto…


La gente tiende a ver sólo un lado de Dios: o sólo Su misericordia o sólo Su justicia. Pero David conocía bien a Dios y él apreciaba tanto la misericordia, como la justicia divina, y esto lo hacía con humildad.


David podía apreciar ambas facetas de Dios de igual manera. El balance entre Justicia y Misericordia divina es un concepto que se repite a lo largo de la Biblia (no es una visión particular de David).


Salmos 89:14: JUSTICIA y juicio son el cimiento de tu trono; MISERICORDIA y verdad van delante de Tu rostro.


180 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021