Buscar

Lecturas de Julio 15 al 21



LUNES 15 DE JULIO

BAJO EL YUGO DE LA ESCLAVITUD

• 1 TIMOTEO 6: 1-12 •


Este capítulo de Timoteo sería muy difícil de tratar en esta época en que la libertad es una de las garantías fundamentales del ser humano. En la iglesia primitiva muchos cristianos eran esclavos y algunos cristianos tenían esclavos y era esencial que mantuvieran relaciones correctas donde, tanto esclavos como amos estuviesen en igualdad dentro del compañerismo cristiano.


Por un lado, algunos esclavos cristianos continuaron sirviendo bajo amos no cristianos y se exigía que estos tratasen a aquellos amos como dignos de toda honra. Pablo sugiere que en tales casos los esclavos deberían dar mejor servicio,un hermano en Cristo recibiría el beneficio de ello. Por otro lado, era posible que los esclavos mismos también se beneficiaran. Esto no es negar que el sistema debería haber sido desafiado, pero en aquellos días no era inmediatamente práctico cambiarlo.


Habitualmente los que menos saben son los más orgullosos, porque no se conocen a sí mismos. De ahí vienen la envidia, la discordia, los insultos, calumnias, enemistades y cosas nada claras, entre los hombres de mentes pecadoras, ignorantes de la verdad y del poder santificador del Señor Jesús y que procuran una ventaja mundana.


Aquellos que hacen del cristianismo un comercio para servir sus intereses en este mundo, se desengañarán, pero los que lo consideran como su vocación, hallarán que tienen la promesa

de la vida presente y de la venidera.


Cuando estemos en los apremios más grandes, no podemos estar más pobres que cuando vinimos a este mundo; un sudario, un ataúd y una tumba, es todo lo que puede tener el hombre más rico del mundo con toda su riqueza. Si la naturaleza se contenta con poco, la gracia debe contentarse con menos.


Las cosas necesarias de la vida limitan los deseos del cristiano verdadero y con ellas debe contentarse.

MARTES 16 DE JULIO

¡QUE TODOS NOS CONOZCAN COMO PERSONAS BONDADOSAS. EL SEÑOR ESTÁ CERCA!

• FILIPENSES 4: 10-20 •


Buena obra es socorrer y ayudar a un buen ministro en dificultades. La naturaleza de la verdadera simpatía cristiana no es tan sólo sentirse preocupado por nuestros amigos en problemas, sino hacer lo que podamos para ayudarlos. El apóstol solía estar en cadenas, prisiones y necesidades, pero en todo aprendió a estar contento, llevando su mente a ese estado.


El orgullo, la incredulidad, el vano insistir en algo que no tenemos y el descontento variable por las cosas presentes, hacen que los hombres estén disgustados aun en circunstancias favorables. Oremos por una sumisión paciente y por esperanza cuando estemos aplastados; por humildad y por una mente celestial cuando estemos jubilosos. Es gracia especial tener siempre un temperamento mental sereno. En estado próspero no seamos orgullosos, ni nos sintamos seguros, ni mundanos. El apóstol no tenía intención de moverlos a dar más, sino exhortarlos a una bondad que tendrá una recompensa gloriosa en el más allá.


Dios no necesita que le digamos nuestras necesidades o deseos porque los conoce mejor que nosotros, pero quiere que le demostremos que valoramos su misericordia y sentimos que dependemos de Él. La paz con Dios, esa sensación consoladora de estar reconciliados con el Señor de tener parte de Su favor y la esperanza de la bendición celestial, mantendrá nuestro corazón y mente en Jesucristo; nos impedirá pecar cuando estemos sometidos a tribulaciones y de hundirnos debajo de ellas; nos mantendrá calmos y con satisfacción interior. El apóstol es un ejemplo.


La persona que invierte en la eternidad, ayudando al necesitado y apoyando el ministerio, es la persona que verá suplidas sus propias necesidades. Dios promete encomendar más al discípulo que administra sus bienes con fidelidad. Por eso, recordemos la promesa de Jesús:


“Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus

riquezas en gloria en Cristo Jesús”

MIÉRCOLES 17 DE JULIO

PEQUEÑOS DETALLES

• ESTER 6 •


“Así se hará al varón cuya honra desea el rey”


En este capítulo vamos a observar cada pequeñez, pues Dios cuida hasta de nuestros suspiros (Salmos 38:9):


1. El rey Asuero no podía dormir y mandó que le leyeran la historia del reino; algo llamó su atención, un hombre había salvado su vida y no había recibido recompensa.


2. Este hombre era Mardoqueo, quien estaba en la mira de Amán jefe de gobierno del rey Asuero, porque éste se negaba a inclinarse ante él.


3. El funcionario tenía preparada una horca para Mardoqueo y muy de madrugada estaba en el palacio para pedir al rey que hiciera colgar a su ofensor.


4. El rey consulta a su consejero sobre cómo debería honrar a un hombre. La vanidad de Amán lo lleva a pensar que él será el hombre honrado y propone algo ostentoso y llamativo.


Todo esto nos lleva a observar con qué minuciosidad, Dios cuida de los detalles. Seguramente el rey había tenido otras noches sin poder dormir y también le habrían leído este libro. Pero fue esta noche, cuando estaban preparando la muerte de Mardoqueo que, el Señor permitió que el soberano escuchara la hazaña de este hombre y decidiera honrarlo (no fue antes, en el momento de su correcto actuar), fue justo en el instante en que debía ser. Por el contrario, Amán, fue humillado.


Siempre hay alguien a quien no se le escapa nada, a tu Padre Celestial. No te canses de esperar, porque Dios está tomando atenta nota de tus actitudes, de tus acciones, de tu proceder y Él, es Su tiempo, te recompensará y avergonzará a tus enemigos.


"Todos sabrán que no te pueden vencer,

porque el Señor está contigo."



JUEVES 18 DE JULIO

OBREMOS CON AMOR

• HEBREOS 13:1-8 •


El amor fraternal es una manifestación del amor diferente a los otros dos tipos de amor que encontramos en las escrituras, al amor eros y al amor ágape. El amor fileo o filial es aquel que sentimos por aquellos que son parte de nuestra familia natural o que llegan a serlo como en el caso del creyente que se encuentra con la familia de Dios. Este es un amor que supera las barreras de la idiosincrasia, la personalidad, los gustos, la cultura, el conocimiento y la posición, porque nos sentimos parte de la familia para ayudarnos y apoyarnos.


Llevemos siempre presentes a aquellos que por causa de la fe sufren prisiones, maltrato y persecución, pues como hermanos por la fe, sentimos que son parte de nuestra propia familia y sufrimos junto con ellos su angustia.


Tengamos por honroso, de alta estima y preciado el vínculo sagrado del matrimonio y, junto con la fidelidad para con el cónyuge, pues el juicio de Dios es la consecuencia para con aquellos que faltan a este pacto y con el descuido de su propia sexualidad para pervertirla.


Es importante notar que depende de nosotros el mantenernos libres de los apegos, de la inmoralidad, del deseo y el placer que corrompen nuestro ser, porque sólo en la inconsciencia el hombre puede perder de vista el contentamiento consigo mismo, con su cónyuge y con lo que se le da el privilegio de disfrutar.


Sólo la unidad del Hijo, el Padre y el Espíritu Santo, quienes permanecen en el aquí y ahora, pueden llevarte a confiar. A una confianza tan profunda en la que puedes abandonarte, en la que puedes ser.


Que en nuestras oraciones estén presentes aquellos que nos a comunican el mensaje. Su ejemplo de vida y la fe con la que confiados en el Señor obraron con amor.



VIERNES 19 DE JULIO

EL SEÑOR ES LUZ Y SALVACIÓN

• SALMOS 27 •


Dios provee: aliento, estímulo, confianza, ayuda y sustento. Este mensaje es para muchos corazones y vidas que necesitan profundizar su vida espiritual.


Él es mi luz, me guía por medio de la luz de la Palabra. Salmo 119 dice:

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.


Y mi salvación, nos habla del amor de Dios, porque fue por su amor que nos dio salvación. Dios amó de tal manera al mundo que Él proveyó un Salvador para todos los pecadores.


El Señor es la fortaleza, nos da el poder y la fuerza para vivir la vida en la tierra, aun en medio de las circunstancias difíciles que podamos estar viviendo.


¿De quién temeré? El temor nos paraliza. ¿Cuántos han experimentado temor al rechazo, a ser mal interpretados, a la enfermedad e incluso a la muerte? Para disipar el temor en su vida, recuerde: 2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino el de fortaleza, y de amor, y de templanza.


V. 3 La confianza de David estaba depositada en Dios, 1 Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.


V. 4 Una cosa he demandado al Señor; que esté yo en la casa del Señor todos los días de mi vida. David no tenía la intención de ir a dormir al Tabernáculo y quedarse allí. Él quería que el arca del pacto, que era el lugar de reunión de Dios con su pueblo, estuviera con él en Jerusalén. Porque por medio de ella tendrían acceso a Dios, lo cual era esencial y prioritario en la vida de David. Como nosotros que tenemos acceso a Dios por medio de Cristo. Pablo dijo: por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. ¡Qué magnífica experiencia es tener acceso a

Dios!


Señor Tú eres mi luz y salvación, Señor ayúdanos.

SÁBADO 20 DE JULIO

TU VERDADERA META ES JESUCRISTO

• FILIPENSES 3 •


«Cómo alcanzar la meta.»


1. Gozarse en el Señor, por todo.

De nuestro estado de ánimo depende que consigamos lo que queremos lograr. El mandato de Jesucristo a través del Apóstol Pablo es estar siempre regocijados. Filipenses 4:4 “Regocijaos

en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!”.


2. No Unirse con los que quieren

hacer daño. Hay muchas personas en las iglesias y en cualquier parte que lo único que hacen es destruir; lo mejor es apartarse de ellas.


3. Confiemos únicamente en Jesucristo.

Debemos reconocer nuestras habilidades pero debemos confiar más en Jesucristo. Él puede equilibrarnos de tal manera, que nuestras habilidades sean para bien y no para mal.


4. Reconociendo que Jesucristo es la respuesta.

el apegarnos mucho a lo que tenemos hace que no podamos servir con eficacia. Si reconocemos que Jesucristo es nuestra respuesta, nuestra meta la alcanzaremos.


5. No Creas que ya lo conseguiste todo.

La única forma de siempre estar avanzando es creyendo que todavía hay mucho por conquistar. El día en que creas que ya lo conseguiste todo te estancas y vas en retroceso.


6. Siempre esfuérzate por avanzar.

Ya lo que pasó, pasó, no te detengas en el pasado sea bueno o malo si el pasado no sirve

para impulsarnos a un mejor futuro y mejorar nuestro presente es mejor olvidarlo.


7. Nunca pierdas de vista tu meta.

Hebreos 12:2. “Los ojos puestos en Jesús”. El apartar nuestra mirada de la meta hace que nos desviemos de ella.


8. Siendo ejemplo de lucha y tenacidad.

Trazarse metas o tener propósitos es relativamente fácil; luchar y hacer todo lo posible por conseguirlo es lo difícil. El mundo de los fracasados está lleno de personas soñadoras que nunca se esforzaron por alcanzar sus metas.

DOMINGO 21 DE JULIO

VIVIENDO POR FE

• SANTIAGO 1: 2-11 •


No piense, pues, quien tal haga, que recibirá

cosa alguna del Señor


Algunas veces se interpreta el vivir por fe, como el vivir esperando que Dios provea todo, sin que nosotros hagamos nada por merecerlo. Santiago escribe a creyentes y hoy vamos a hablar del vivir por fe, cuando entendemos que recibimos la herencia en Cristo y eso cambia

nuestra perspectiva de vida y del futuro:


a) Bendición en la angustia y las pruebas: Es la consecuencia de una relación firme y sincera con Dios. Él examina todo, para que esté bajo Su control y no dejará que nos supere la prueba. Si creemos esto, vivimos en gozo y nada nos lo puede quitar (Salmos 94:19).


b) ¿Quiénes reciben la bendición? Los que soportan las pruebas, porque lo que realmente está siendo probada es nuestra fe. Dios permite estas circunstancias para comprobar que nuestra fe es legítima, que persevera y se afianza en su Palabra, su fin es que agrademos al Padre, confiando en sus promesas deleitándonos en Él. Para recibir el galardón es necesario acercarnos al Padre reconociendo su Gran Amor, su misericordia, obedeciendo sus mandamientos, siendo esforzados y valientes en el caminar para honrarle a Él.


c) ¿Qué produce la bendición? Paciencia y esto nos habla de tenacidad, fortaleza y una actitud correcta frente a las circunstancias. Cuando atravesamos por caminos duros y difíciles, nuestra posición debe ser la de creer que Dios tiene un plan más elevado para nosotros.


Es aquí donde el creyente maduro deja de preocuparse por las dificultades y sufrimientos y se

enfoca en el premio mayor, con sabiduría, sin dudar, sin ir de un lado al otro, gozándose y dando gracias en todo y por todo. ¡Viviendo por fe! Esa fe que no lo deja apartarse del Plan Perfecto de Dios.



0 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021