Buscar

PROPÓSITO DE LA CASA DE DIOS

MATEO 21: 11 – 17


”mi casa, casa de oración será llamada; más vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”

Entró Jesús en el templo de Dios con autoridad; el templo se había convertido en un mercado callejero, con moneda especial para intercambio de dinero que facilitaba la compra, la comisión y la extorsión. Jesús actuó como quien limpia su propia casa y citando la palabra de los profetas, restituyó los principios divinos.


Demostró que el propósito de la casa de Dios no sólo era ser un centro de oración, donde el pueblo podía buscar la presencia de Dios y adorarlo, sino también casa