Buscar

PROPÓSITO DE LA CASA DE DIOS

MATEO 21: 11 – 17


”mi casa, casa de oración será llamada; más vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”

Entró Jesús en el templo de Dios con autoridad; el templo se había convertido en un mercado callejero, con moneda especial para intercambio de dinero que facilitaba la compra, la comisión y la extorsión. Jesús actuó como quien limpia su propia casa y citando la palabra de los profetas, restituyó los principios divinos.


Demostró que el propósito de la casa de Dios no sólo era ser un centro de oración, donde el pueblo podía buscar la presencia de Dios y adorarlo, sino también casa de refugio, restauración, milagros, reconciliación. El Nuevo Testamento enseña que la iglesia ya no es un edificio hecho por hombres, sino los creyentes en conjunto y Jesucristo la piedra angular que sostiene todo el edificio.

Los líderes religiosos y la gente se habían olvidado del propósito del templo y su adoración quedó entre las sombras del mercadeo corrupto y de la comercialización en la casa de Dios. Los sacerdotes y los escribas se sorprendían ante las maravillas que Jesús hacía y se indignaron porque los muchachos lo aclamaban ¡Hosanna al Hijo de David! Estos religiosos no tenían el discernimiento para comprender lo que los muchachos sí habían entendido.


Jesús es la respuesta, no sólo para los judíos y para los problemas que surgían en esos días, sino para todo el mundo y Él merece toda la gloria, la honra y la alabanza por todos los siglos. Nunca rechacemos a los necesitados, por ellos vino y a ellos nos envía.


Si Cristo viniera ahora, cuántos malos secretos descubriría y limpiaría; cosas que se practican a diario bajo el manto de la religión.


¿Habrá áreas de nuestra vida que aún necesitan ser limpiadas y purificadas?

¿Estamos sirviendo en el propósito de Dios, individual y colectivamente como iglesia?

21 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021