Buscar

Lecturas del 8 al 12 de Junio



LUNES 8 DE JUNIO


VIVIR Y MORIR

• FiLiPENSES 1: 21-30 •

Pues, para mí, vivir significa vivir para Cristo y morir es aún mejor. Pero si vivo, puedo realizar más labor fructífera para Cristo. Así que realmente no sé qué es mejor. Estoy dividido entre dos deseos: quisiera partir y estar con Cristo, lo cual sería mucho mejor para mí; pero por el bien de ustedes, es mejor que siga viviendo.

Pablo se preocupa por asegurar a los filipenses que su encarcelación es algo bueno. Quiere estar seguro de que los filipenses entienden bien que Dios está a cargo, y tiene el control, que todo está bien con Pablo y el Evangelio – a pesar de estar encarcelado.

1. “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”, Pablo dice que no puede perder. Para él, vivir es Cristo (bueno) y morir es una ganancia celestial (también bueno).

Al decir “el vivir es Cristo, y el morir es ganancia,” Pablo muestra una manera de pensar enfocada solamente en Dios.

A. “Porque para mí el vivir es Cristo”. Su encarcelación le ha servido para sembrar el Evangelio. Con su testimonio, la guardia imperial y otros han aprendido de Cristo. También les dijo a los filipenses que, si vive, podrá apoyar a la iglesia filipense.

B. “y el morir es ganancia”. La interpretación de este versículo es que Pablo espera que su muerte le acerque al Trono de Cristo. Así estaremos siempre con el Señor.

2. “El vivir en la carne, me será para fruto de la obra”. Pablo nos muestra dos posibilidades: (1) “vivir es Cristo” y (2) “morir es ganancia”. En este momento está encarcelado y esperando su juicio, una espera de vida o muerte. En el mejor de los casos quedará absuelto y será liberado. En el peor de los casos será declarado culpable y ejecutado.



MARTES 9 DE JUNIO


EL SEÑOR ES MI ESCUDO Y FORTALEZA

• SALMOS 28 •


Debemos creer que Dios es poderoso para protegernos y dar respuesta a nuestras oraciones, el salmo 28 nos enseña que, si confiamos en Dios, Él nos oirá y ayudará en los momentos difíciles.


1. El clamor de David

V. 1 David está en oración clamando, pidiendo ser escuchado con un corazón sincero, teniendo pleno conocimiento del Dios a quien se dirige, pues su fundamento seguro es Cristo, nuestra Roca. La Palabra dice en 1 Corintios 1:11: “Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo”.

2. Una oración sincera

Vs. 2-5 David le dice a Dios que no permita que él sea arrebatado con los malos, pues mientras ellos hablan de paz su corazón está maquinando en la maldad, por eso pide que ellos sean recompensados y castigados conforme a sus obras perversas. Esta oración nos muestra la relación íntima y el conocimiento que David tenía de un Dios Justo.


3. La respuesta de un Dios Justo a su clamor.

V. 6: “¡Bendito sea el Señor, que oyó la voz de mis ruegos!”. Dios escucha y contesta las oraciones; como resultado de ello, David pudo decir: Vs. 7-9 “El Señor es mi fortaleza y mi escudo; en él confió mi corazón y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón. Con mi cántico lo alabaré”.


¿Qué sucede cuando Él responde a la oración? Dios nos muestra Su bondad, por eso debemos alabarlo, agradecerle, gozarnos en Su presencia, demostrándolo con júbilo y danza.


El “ungido” es el Mesías, Cristo, mencionado en los Salmos como el Libertador de Israel que vendrá. Y Él concluyó su súplica diciendo: “Salva a tu pueblo”.


“Jesús dijo: Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas”. Le invitamos a aceptar el sacrificio que el Buen Pastor realizó en la cruz a favor suyo y entonces usted experimentará Su gran amor transformador, que afectará su vida entera y le acompañará después, desde ahora hasta la eternidad.


MIÉRCOLES 10 DE JUNIO


EL QUE NO ES CONMIGO, CONTRA MÍ ES

• LUCAS 11: 14-23 •

“Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que, después de salir el demonio, el mudo habló y la gente quedó maravillada. Pero algunos de ellos decían: Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios” (Vs. 14-15).


Eran tan notorios los milagros que realizaba Jesús que los fariseos se dieron cuenta que sólo podían justificarlos recurriendo a una ruin blasfemia: intentar hacer creer que los milagros habían sido realizados por el poder del diablo. También algunos aparecieron pidiendo un milagro del cielo.

El Señor conociéndolos y haciendo gala de una gran sabiduría les respondió diciendo que, ¿si Él sacaba los demonios en nombre de Satanás, ¿cómo permanecería su reino? Este pasaje puede asimilarse a Marcos 9:38,39, cuando el apóstol Juan le dijo a Jesús que habían visto a alguien que en Su nombre echaba fuera demonios, pero éste no los seguía y por eso le habían prohibido que lo efectuara, a lo que Jesús les respondió que no lo hicieran, porque si hacía los milagros en Su nombre, luego no podría hablar mal de Él. Por eso preguntó a los fariseos que, si Él echaba los demonios por Beelzebú, ¿los hijos de ellos, por quién los echarían?


“El que no es conmigo, contra mí es”. Los que luchan contra el mal, están del mismo lado que quien echa fuera demonios en el nombre de Jesús. Aquí, por contraste, vemos el conflicto entre Dios y el diablo. Si en esta batalla una persona no está del lado de Dios, está a favor de Satanás. No hay terreno neutral, o es blanco o es negro, no hay grises y, si Dios ganó la batalla, ¿por qué escoger el bando perdedor?


Si usted no está activamente a favor de Cristo, está en Su contra.



JUEVES 11 DE JUNIO


ERES PARTE DEL GRUPO MÁS VALIOSO DEL MUNDO

• 1 PEDRO 2:9-10 •


¿Y por qué eres parte del grupo más valioso del mundo? Porque fuiste de aquellos que creyeron, de los que abrazaron la Piedra Viva llamada Jesús, atesorándola como lo más valioso de sus vidas.


Entender que formas parte de la familia de Dios, hace que reacciones diferente frente a las dificultades de la vida. Como, por ejemplo, que no te acepten en la escuela, que no seas de la lista de los más populares, que no encajes en el grupo de los exclusivos; por eso, ser parte de la familia de los creyentes en Cristo debe hacernos saltar de gozo porque ya tenemos una identidad clara y una vida eterna segura.


Si bien el apóstol Pedro le está hablando a los judíos expulsados y esparcidos de Jerusalén, también le habla a los creyentes en todo el mundo, recordándonos hoy como linaje escogido, ese nacido de nuevo, insertado en Su pueblo, como miembro de Su familia, incorruptible, inmaculada, y que no se marchitará, reservada en los cielos (1 Pedro 1:4-6 RV/60) por Cristo para ti; no importa tu nacionalidad, raza o color, simplemente nos dio un lugar en Su mesa y hoy recibimos las infinitas bondades de poder llamarlo Padre.


Ya no necesitamos de un intermediario, pues el Único mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5 RV 60), Cristo, nos dio acceso directo con Él, dándonos el honor de ser llamados sacerdotes del Rey.


Nos Santificó por medio de la cruz, dándonos una nueva identidad y un camino, pues tomó nuestro lugar, para que creamos progresivamente y seamos santificados por medio de la fe en Él, para poder reflejar Su carácter a quienes nos rodean.

Ahora eres parte del pueblo adquirido por Dios y rindes tu voluntad hacia la verdadera libertad, para anunciar las maravillas de Aquel que te salvó, tuvo compasión por ti y te amó.


VIERNES 12 DE JUNIO



SIENDO NIÑOS ADULTOS

• MARCOS 10:13-16 •


En los tiempos de Jesús, los niños no eran vistos con buenos ojos por la sociedad, ya que se les señalaba de gritones, berrinchudos y caprichosos entre otros apelativos. Lo discípulos del señor pensaban que Él debía dedicarse a actividades como la enseñanza y relacionarse con personas que aportaran más a su imagen y a su obra terrenal, más el texto en Marcos pone a los niños como ejemplo de cómo debe ser aquel que quiere heredar el Reino de los cielos.

Lo que debemos hacer con los niños:


Vs. 13-16: En estos versículos aprendemos que como padres y adultos tenemos la responsabilidad de presentar en oración delante del Señor a nuestros hijos, sobrinos, nietos y todos aquellos pequeños del mundo, para que Él los bendiga y los guarde del mal. Debemos recordarles a los niños poner a Jesús como referente en sus vidas, como Luz para que los guíe a puerto seguro. Debemos hacerlos partícipes de las buenas nuevas del Señor con el ejemplo que les damos en casa, compartiendo la Palabra y orando juntos en familia. Debemos, además, creer que serán bendecidos en todo asunto o decisión que los involucre y sobre todo para que nunca se aparten del camino de Dios.


¿Por qué debemos ser como niños?


V. 14-15: Jesús toma como referencia a los niños por su naturaleza moldeable, por su capacidad de aprender y de amar de forma incondicional. Un niño entiende el amor de Dios y sabe que no tiene que dar nada a cambio por ese amor. Un niño cree en los milagros, en la bondad de Dios y su fe es más firme que la de muchos de nosotros.


Los niños son símbolo de humildad e inocencia; para nosotros significa que nuestro corazón debe recibir la Verdad de la Palabra con humildad, con el deseo de conocer la Voluntad de Dios y obedecerla sin demora; además, debemos ser personas de pensamientos puros y de bien, confiando en el Señor y amándolo pese a las circunstancias.


0 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021