Buscar

Lecturas del 8 al 12 de Junio



LUNES 8 DE JUNIO


VIVIR Y MORIR

• FiLiPENSES 1: 21-30 •

Pues, para mí, vivir significa vivir para Cristo y morir es aún mejor. Pero si vivo, puedo realizar más labor fructífera para Cristo. Así que realmente no sé qué es mejor. Estoy dividido entre dos deseos: quisiera partir y estar con Cristo, lo cual sería mucho mejor para mí; pero por el bien de ustedes, es mejor que siga viviendo.

Pablo se preocupa por asegurar a los filipenses que su encarcelación es algo bueno. Quiere estar seguro de que los filipenses entienden bien que Dios está a cargo, y tiene el control, que todo está bien con Pablo y el Evangelio – a pesar de estar encarcelado.

1. “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia”, Pablo dice que no puede perder. Para él, vivir es Cristo (bueno) y morir es una ganancia celestial (también bueno).

Al decir “el vivir es Cristo, y el morir es ganancia,” Pablo muestra una manera de pensar enfocada solamente en Dios.

A. “Porque para mí el vivir es Cristo”. Su encarcelación le ha servido para sembrar el Evangelio. Con su testimonio, la guardia imperial y otros han aprendido de Cristo. También les dijo a los filipenses que, si vive, podrá apoyar a la iglesia filipense.

B. “y el morir es ganancia”. La interpretación de este versículo es que Pablo espera que su muerte le acerque al Trono de Cristo. Así estaremos siempre con el Señor.

2. “El vivir en la carne, me será para fruto de la obra”. Pablo nos muestra dos posibilidades: (1) “vivir es Cristo” y (2) “morir es ganancia”. En este momento está encarcelado y esperando su juicio, una espera de vida o muerte. En el mejor de los casos quedará absuelto y será liberado. En el peor de los casos será declarado culpable y ejecutado.



MARTES 9 DE JUNIO


EL SEÑOR ES MI ESCUDO Y FORTALEZA

• SALMOS 28 •


Debemos creer que Dios es poderoso para protegernos y dar respuesta a nuestras oraciones, el salmo 28 nos enseña que, si confiamos en Dios, Él nos oirá y ayudará en los momentos difíciles.


1. El clamor de David

V. 1 David está en oración clamando, pidiendo ser escuchado con un corazón sincero, teniendo pleno conocimiento del Dios a quien se dirige, pues su fundamento seguro es Cristo, nuestra Roca. La Palabra dice en 1 Corintios 1:11: “Nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo”.

2. Una oración sincera