Buscar

Lecturas del 6 al 10 de Julio

Actualizado: 19 de jul de 2020


LUNES 6 DE JULIO


ECHA SOBRE EL SEÑOR TU CARGA

• SALMOS 40:1-3 •

Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que él hizo y quedarán asombrados; pondrán su confianza en el Señor.


Vamos a ilustrar 3 ejemplos de personas:


1. Va una persona caminando con un bulto a la espalda, se sentía cansado, frustrado, agotado, sale al encuentro Dios y le dice: ¿Hacia dónde vas? ¿Deseas que te ayude? ¡No! yo puedo solo. No necesito de nadie. Observemos: altivez, orgullo, autosuficiencia. Salmos 138:6 ...Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, mas al altivo mira de lejos.

2. Digamos que es una mujer cargando un montón de leña a la espalda. Y Dios que lo ve todo, le pregunta ¿A dónde vas? A mi casa queda al otro lado del cerro, ¿quieres que te ayude? Ella responde: - bueno… - y toma nuevamente su carga. Esto nos muestra que a veces somos de doble ánimo. Decimos entregar nuestro problema, enfermedad, etc. a Dios, pero nos levantamos de orar y volvemos a tomar nuestra dificultad. Santiago 1:6 (NTV) dice: …Cuando pidan, asegúrense de que su fe sea solamente en Dios, y no duden, porque una persona que duda tiene la lealtad dividida y es tan inestable como una ola del mar que el viento arrastra y empuja de un lado a otro.


3. Va otra persona por el camino de la vida con un costal recogiendo piedras, chatarra; todo cuanto ve le parece útil y se convierte en un acumulador, pero el Señor le sale al encuentro y Él que lo ve todo, le dice: ¿Quieres que te ayude? Oh, claro Señor, la verdad ya no puedo más con esta acumulación que llevo, entonces confía en Él y le entrega la carga; comienzan a establecer una relación de intimidad, empieza a confiarle sus sueños, metas, anhelos, etc. Queda con un corazón agradecido. 1 Pedro 5:7 (NTV) Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes. Proverbios 18:24 (NTV) Hay quienes parecen amigos…



MARTES 7 DE JULIO


CONSEJOS CRISTIANOS

• 1 TESALONICENSES 5:12-24 •



Pablo comunica los siguientes consejos cristianos de forma enérgica, como lo hubiera hecho un teniente del ejército. Instando a los tesalonicenses y también a nosotros a perseverar unidos con nuestros hermanos en la fe hasta que Cristo venga.


V. 12 y 13 Reconocer y mostrar agradecimiento por el alimento espiritual recibido. Cada creyente recibe dones que han de ser ejercitados en el cuerpo de Cristo para edificarlo. Por esto debemos mostrar gratitud hacia ellos y reconocer sus esfuerzos cada vez que sea posible. A su vez, debemos tenerlos en mucha estima y amor por causa de su obra.


V. 14 Amonestar, alentar y ser pacientes: Reprender con amor a los que no muestran frutos y parecen perdurar en la inmadurez espiritual, enseñarles la importancia de congregarse y servir activamente.


Hay personas que son temerosas en cuanto a actuar para Dios y necesitan ser estimulados. Algunas veces todos nos sentimos desanimados y necesitamos ayudarnos mutuamente para superar ese estado de ánimo.


No debemos perder la paciencia, sobre todo en nuestras relaciones con las demás personas, debemos entender que todos somos diferentes y que la Gracia de Dios está disponible para todos sin condiciones.


V. 15: Pagar mal por mal. Implica resentimiento y actitudes de venganza. El cristiano debe vivir bajo una norma: «Hacer el bien a aquellos que obran mal con nosotros».


V. 16: Estar siempre gozosos no significa necesariamente ser feliz. Se trata de disfrutar de la alegría en el Señor. No andar con un rostro que refleja amargura, queja o conflicto. Pedir al Señor que nos llene de Su gozo por medio de Su Espíritu Santo.


Vs. 17 y 18: Orar en todo tiempo con acción de gracias, no quiere decir estar arrodillado en todo momento. Significa orar regularmente y permanecer constantemente en una actitud de comunión con Dios.


V. 19: No apagar el Espíritu, significa no negarse a hacer la Voluntad de Dios; es decir, escuchar al Espíritu Santo. Él es entristecido por el pecado en nuestras vidas. Él es apagado cuando nos apartamos de la Voluntad de Dios.


V. 20: No ser indiferente ante el estudio de la Biblia. Es necesario mantenerse ocupado en su estudio y después de hacerlo, entonces usted descubrirá como estar preparado para servirle y llevar una vida cristiana con fruto.


V. 21: Nos aconseja examinar y someter todo a prueba. No permitirnos el ser engañados y que se aprovechen de nosotros. El cristiano no debe ser crédulo, debe examinar cuidadosamente, someter a prueba todas las cosas.


V. 22: Abstenerse del mal, constituye la respuesta a los pasatiempos y diversiones cuestionables. Si hay alguna pregunta en su mente con respecto a si algo es bueno o malo, entonces, para usted estará mal hacerlo.


Vs. 23 y 24: Que Dios nos santifique por completo. No debemos continuar como niños en un estado de infancia espiritual, sino que deberíamos continuar creciendo hacia la madurez espiritual. Estas palabras nos estimulan para depender de Dios, para alcanzar ese desarrollo integral espiritual sabiendo que, Él actuará conforme a Su propósito.  


MIÉRCOLES 8 DE JULIO


UNA VIDA DIGNA DEL LLAMAMIENTO

• EFESIOS 4:1-10


¿Sabías que antes de la formación del mundo Dios ya nos amaba y nos había elegido?


No es casualidad que estés leyendo esto hoy, tú has sido escogido por Dios, tienes el privilegio de ser llamado hijo de Dios, Él nos ha hecho parte de Su familia, parte de Su pueblo y parte de Su plan. El plan de Dios es la salvación de la humanidad por medio de Jesús, por esto, nuestro trabajo en la tierra es seguir compartiendo Sus enseñanzas para que muchos puedan conocerlo. No hemos sido escogidos por casualidad, no hemos sido llamados a vivir una vida pasiva, todo lo contrario, en el pasaje de Efesios 4:1 Pablo invita a la Iglesia, es decir, nos invita a cada uno de nosotros a “Vivir una vida digna del llamamiento”, una vida extraordinaria que supere las expectativas humanas.


Una vida digna del llamamiento, es un reto a tener coherencia entre lo que creemos y hacemos, es amar a Dios y mostrar nuestro agradecimiento a Él por medio de nuestra obediencia; también significa servir y amar a otros para que puedan ver a Jesús en nosotros. Podríamos pensar en una lista interminable de todas las cosas que debemos hacer para agradar a Dios, pero recordemos que:


“Amar a Dios significa obedecer sus mandamientos, y sus mandamientos no son una carga difícil de llevar” 1 Juan 5:3 (NTV).


Pablo en los versículos 2 al 4 nos deja unas recomendaciones muy claras, acciones prácticas que podemos aplicar en nuestra vida diaria: