Buscar

Lecturas del 31 de Mayo - 4 de Junio


LUNES 31 DE MAYO


NACIMIENTO MILAGROSO

• Mateo 1:18-25 •


Para algunos la sola idea de que Jesús fue concebido por el Espíritu Santo es inconcebible. Curiosamente quienes afirman que un nacimiento milagroso es disparatado suelen creer que el universo se originó de la nada, por creación espontánea. Es decir, el nacimiento milagroso de Jesús es un cuento de hadas, pero el nacimiento milagroso del universo es un hecho científico.

Este es el relato de cómo nació Jesús el Mesías. Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de que la boda se realizara, mientras todavía era virgen, quedó embarazada mediante el poder del Espíritu Santo (Mateo 1:18 NTV).

Mateo no sólo nos relata cómo fue el nacimiento milagroso de Jesús, sino que nos recuerda dos razones poderosas para creer: la experiencia y la Escritura.

José estaba pensando dejar a su prometida, pero tuvo un encuentro con el Señor por medio de un ángel que se le apareció en un sueño y le dijo: “José, hijo de David—le dijo el ángel—, no tengas miedo de recibir a María por esposa, porque el niño que lleva dentro de ella fue concebido por el Espíritu Santo” (V. 20). Al leer esto nos debemos preguntar si hemos tenido un encuentro personal con Dios en donde nuestro carácter y nuestros pensamientos hayan sido transformados.

Si no es así, es un buen momento para orar y pedir a Jesús que se haga real en nuestras vidas. Eso no significa necesariamente una experiencia mística con manifestaciones de arrebatamiento; más bien, una experiencia de conversión con manifestaciones de arrepentimiento.

La segunda razón para creer, y la más poderosa, está en el verso 22: “Todo eso sucedió para que se cumpliera el mensaje del Señor a través de su profeta”. Mateo utiliza esta frase en varias ocasiones con el objetivo de mostrar que en la vida de Jesús se cumplieron muchas profecías lo cual revela que la Biblia es confiable. En esto se basa nuestra fe: en la Palabra de Dios. El cumplimiento de sus profecías con precisión absoluta nos da la certeza de que sus relatos y promesas son dignos no sólo de confianza sino de obediencia.

Que el nacimiento milagroso de Jesús nos impulse no sólo a creer sino a obedecer a las Palabras del Señor, tal y como lo hizo José: “Cuando José despertó, hizo como el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María por esposa” (V. 24).


Todos creemos en un nacimiento milagroso, ya sea que el universo nació de la nada

para nada o que Jesús nació del Espíritu Santo para salvarnos.



MARTES 1 DE JUNIO


¡VOLVERÁN LOS REDIMIDOS DEL SEÑOR…!

• Zacarías 1:1-6 •


ZACARÍAS profetizó en Judá aproximadamente en el 520 a.C. Él nació estando en el cautiverio de Babilonia y era muy joven cuando regresaron a Jerusalén, debido a que el rey Ciro de Persia, derrotó a Babilonia y decretó que los judíos podían regresar a su tierra.


Ambiente de la época: Los cautivos regresaron de su cautiverio para reconstruir el templo. Pero la obra en el templo se detuvo y el pueblo comenzó a olvidar el servicio a Dios.


Mensaje principal: Zacarías, al igual que Hageo, alentó al pueblo para que terminara la reconstrucción del templo. Sus visiones dieron esperanza al pueblo. Le habló al pueblo de un futuro rey que algún día establecería un reino eterno.


Importancia del mensaje: Aún en momentos de desilusión y desesperación, Dios está llevando a cabo su veraz plan. Dios nos protege y nos guía; debemos confiar en Él y seguirlo.


El objeto especial que encara Zacarías es que se despierten de la apatía espiritual del pueblo para obedecer el Mandato de Dios de reedificar Su templo.


Se enojó Jehová contra vuestros padres (V. 3) “Diles pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos. Volveos a mí dice Jehová de los ejércitos y yo, me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos”.


No seáis como vuestros padres: quiere decir no desarrollen el refrán “de tal palo, tal astilla”, haciendo la advertencia para que no actúen igual que los antepasados que le desobedecieron y cosecharon las consecuencias: el juicio.

Somos responsables ante Dios por nuestros actos. Ni la herencia ni el ambiente nos pueden atrapar y no podemos utilizar estas excusas para disculpar nuestros pecados. Cada uno puede de manera personal, decidir ir o no a Dios y seguir Su camino.

Así ha dicho Jehová de los ejércitos, una frase frecuente en Hageo y Zacarías, que denota los infinitos recursos de Dios y Su poder universal, como para inspirar a los judíos confianza para obrar.


V.5 Vuestros padres ¿dónde están? y ¿los profetas han de vivir para siempre?



MIÉRCOLES 2 DE JUNIO


EL DÍA DEL REPOSO

• Habacuc 1 •


Veamos la forma en la que los fariseos observaban el día de reposo, ellos habían añadido tradiciones humanas al sencillo mandamiento, convirtiéndolo en una carga insoportable para los hombres. El Señor no iba a hacer concesiones ni adaptarse a sus pretensiones, sino que mostraría el verdadero sentido del día de reposo.

En este incidente, Jesús afirmó ser el Señor del sábado o día del reposo. En la sinagoga, Él hizo el bien en el día del reposo. Por supuesto, la pregunta que surgió fue la siguiente: ¿quebrantó Él realmente el día del reposo? Cuando sanó aquel hombre que tenía la mano seca, ¿quebrantó la ley del día del reposo? En absoluto. Él vino para cumplir la Ley. Pero aquí encontramos que Jesús está dando Su interpretación al respecto. Reveló que Él era el Señor del día del reposo, y que lo más importante era hacer el bien.


Versículo 23: Los discípulos estaban arrancando el grano y comiéndolo, la interpretación dada por los fariseos fue que estaban cosechando los granos durante el día del reposo. La ley permitía a la gente sacar el grano. Deuteronomio 23:24 y 25: «Cuando entres en la viña de tu prójimo, entonces podrás comer las uvas que desees hasta saciarte, pero no pondrás ninguna en tu cesto. Cuando entres en la mies de tu prójimo, entonces podrás arrancar espigas con tu mano, pero no meterás la hoz a la mies de tu prójimo».

Los discípulos estaban cumpliendo lo que la Ley decía. Si hubieran utilizado una hoz, entonces habrían estado cosechando. Pero los fariseos habían aplicado su propia interpretación, considerando el hecho como una violación a la Ley.


Leamos los versículos 24 y 25: Jesús pone de ejemplo a David, su rey, al citar el incidente de su vida en que, efectivamente, quebrantó la Ley de Moisés y su acción fue justificada. Ese fue el caso histórico de la vida de David que Jesús utilizó como una ilustración, cuyos detalles continúan en los versículos 26 al 28.


Jesús establece dos nuevos principios aquí:

Primero, Dios quería que el sábado sirviera para la vida espiritual y física de Su pueblo, y no que se convirtiera en una carga imposible. El día de reposo había sido hecho para el ser humano, y no el ser humano para el día del reposo.

Los Fariseos enseñaban que la única razón por la cual Dios había creado al ser humano, era para que hubiera alguien que guardara el sábado, que era parte de un pacto entre Israel como nación y Dios, de acuerdo a Éxodo 31:12-17.


El segundo principio equivale a un reclamo de deidad. Si el sábado está hecho para el hombre, entonces el Hijo del Hombre, como Señor del hombre y su representante, tenía autoridad sobre él. A través de esta demanda, Jesús está equiparándose a Dios, ya que el sábado era el Día del Señor.



JUEVES 3 DE JUNIO


HONRA AL PADRE

• Malaquías 1: 6-14 •



EL SEÑOR TODOPODEROSO DICE: «EL HIJO HONRA AL PADRE Y EL SIERVO A SU AMO, ENTONCES, ¿DÓNDE ESTÁ EL HONOR QUE USTEDES ME DEBEN POR SER SU PADRE? ¿DÓNDE ESTÁ EL RESPETO QUE USTEDES ME DEBEN POR SER SU AMO? USTEDES LOS SACERDOTES ME FALTAN AL RESPETO Y LUEGO SE ATREVEN A PREGUNTAR: “¿EN QUÉ TE HEMOS FALTADO AL RESPETO?” PUES EN QUE NO HAN HONRADO MI NOMBRE AL OFRECER ALIMENTOS IMPUROS EN MI ALTAR. USTEDES PREGUNTAN: “¿EN QUÉ NO TE HEMOS HONRADO?”» (VS. 6-7).


En lugar de ofrecer animales sin defectos en el altar, como prescribía la Ley, traían a Dios lo sobrante de sus rebaños: los enfermos, los ciegos y los cojos. El pueblo y los sacerdotes se habían vuelto tan negligentes en su adoración, (muchos oran y adoran a Dios en grupo, en público, pero cuando están solos, están llenos de pereza e incredulidad) ellos no reconocían que algo estaba mal en esas prácticas inaceptables. Puesto que habían descuidado y deshonrado al Señor durante tanto tiempo, ya no sabían Quién era Él. Por tanto, no le estaban dando la reverencia que merecía.


Aunque nuestra forma de adoración ya no consiste en sacrificios de animales, podemos ser culpables del mismo pecado: dar a Dios las sobras. Lo mismo que los sacerdotes en Malaquías, que consideraban fastidiosa la adoración, podemos pensar: Hay tantas otras cosas que podríamos hacer, si no tuviéramos que ir a la iglesia todos los domingos, o en lugar del devocional diario y la oración diaria.


Las palabras del Señor fueron firmes y claras: “Yo no tengo agrado en ustedes”, esa fue una reprimenda directa y fuerte que Dios le hizo a Su pueblo por medio del profeta Malaquías.


Dios no estaba contento con sus métodos de adoración falsos y mezquinos. Él les había dejado instrucciones muy simples, debían ofrecer lo mejor de su rebaño, pero ellos decidieron desobedecer esa instrucción y ahora le traían animales robados, cojos y enfermos.


Pero la adoración no se limita a un día de cada siete. Debe expresarse todo el tiempo en nuestra devoción a Cristo. Si hacemos otras actividades normales en nuestra vida, podemos dar a Dios lo mejor. Llenar nuestras agendas con demasiadas cosas por hacer, deja poco tiempo o energías para orar, leer la Palabra o servir al Señor. Sin embargo, estas son las actividades que enriquecen nuestra relación con Dios: nos inspiran a adorar y a honrar al Señor dándole lo mejor de nosotros. Administremos nuestro tiempo, para no alejarnos del Señor.