Buscar

Lecturas del 25 al 31 de Mayo



LUNES 25 DE MAYO


LA LUCHA DIARIA

• GÁLATAS 5: 16-26 •

Hoy aprenderemos que no podemos llevar una doble vida. Acomodar o mezclar los principios de Dios con aquellos de la carne. Son agua y aceite. Pero queremos seguir arrastrando nuestra manera de vivir y de pensar, creemos que no estamos tan mal. El Espíritu desea lo contrario a la carne y viceversa. No hay punto medio.

Pablo, describe las dos fuerzas conflictivas en nosotros: el Espíritu Santo y la naturaleza pecaminosa. El Espíritu Santo es mucho más fuerte, pero si nosotros dependemos de nuestra propia sabiduría tomaremos decisiones equivocadas. Si tratamos de seguir al Espíritu Santo en nuestro propio esfuerzo humano, fallaremos. Todos tenemos deseos naturales hacia el mal y no los podemos ignorar. A fin de seguir la guía del Espíritu Santo, debemos enfrentarlos con decisión. Estos deseos incluyen pecados obvios tales como inmoralidad sexual, hechicería, etc. También incluyen pecados menos obvios como la ambición, el odio y los celos. El ignorar nuestros pecados o rehusar enfrentarlos revela que no hemos recibido el don del Espíritu que guía y transforma nuestra vida. El fruto del Espíritu es la obra espontánea del Espíritu Santo en nosotros.


Para que el fruto del Espíritu se desarrolle en nuestras vidas, debemos unir nuestra vida a la de Él, debemos conocerlo, amarlo, recordarlo, imitarlo. El resultado será que cumpliremos con el propósito proyectado de la Ley: amar a Dios y al prójimo.


Si queremos aceptar a Cristo como Salvador, debemos apartarnos de nuestro pecado y clavar voluntariamente nuestros malos deseos naturales a la cruz.


Como cristianos todavía tenemos la capacidad para pecar, pero hemos sido liberados del poder del pecado y no debemos dejarnos dominar por él.


Debemos rendir cada aspecto de nuestra vida a Dios: emocional, física, social, intelectual, vocacional. Pablo dice: ¡Eres salvo, por lo tanto, vive de acuerdo a esta realidad! El Espíritu Santo es la fuente de su nueva vida, de modo que camina con Él.



MARTES 26 DE MAYO


NO TE ALIMENTES DEL PASADO

• FiLiPENSES 3:13-21 •


Mamá llegó del mercado con unas uvas frescas y jugosas. Disfruté cada bocado del racimo hasta que quedaba sólo una. En mi mente de 6 años tuve lo que consideré una idea brillante: - Voy a guardar esta deliciosa uva para otro día y así me podré deleitar nuevamente cuando quiera.


Servilleta en mano, envolví la uva, la sellé con cinta pegante y la escondí en una pequeña bodega que había en casa. Varios días después descubrí con decepción que la uva fresca y jugosa del pasado era tan solo un pedazo de fruta descompuesta e inservible.


¿Cuántas veces repetimos esta anécdota intentado alimentar nuestro corazón con el pasado? Nos aferramos a nuestros fracasos o nuestros logros del ayer, los envolvemos con la servilleta de nuestro ego, los sellamos con la cinta de nuestra autocompasión y los guardamos en la bodega de nuestra alma. El apóstol Pablo nos advierte sobre el error de vivir del pasado diciendo: “…me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante…” (Filipenses 3:13).


¿En qué fijaba la mirada Pablo? El contexto nos muestra que él viene hablando de la máxima meta de la vida cristiana: “conocer a Cristo” (Vs. 8 y 10). Deja atrás tu pasado y enfócate en conocer a Cristo, hoy. ¿Fallaste? Ten calma, ahora puedes conocer Su misericordia. ¿Triunfaste? Tranquilo, el triunfo te lo dio Él para que conozcas Su poder.


Nuestro pasado no determina nuestra identidad; Cristo sí: “…nosotros somos ciudadanos del cielo, donde vive el Señor Jesucristo…” (V. 20).


No importa cuán bueno o malo fue tu camino hasta acá, si intentas alimentar tu mente con el pasado se te amargarán las entrañas con tus fracasos del ayer o te harás inservible con el orgullo de tus glorias de antaño.


Quién se alimenta del pasado, resultará decepcionado.


MIÉRCOLES 27 DE MAYO


TODO LO ENCAMINA PARA BIEN

• GÉNESiS 45:3-11 •

Vive aún significa «¿todavía goza de buena salud?», es la expresión de los hermanos de José, ellos estaban... turbados: sin habla, atónitos, confundidos. Tuvo que identificarse otra vez para que ellos comprendieran que realmente se trataba de José. Todo el periodo de veinte años acapara la atención.

El amor acepta a los que nos han agraviado. La historia de José es un antiguo relato que ilustra la actitud misericordiosa que Dios espera asumamos en nuestro trato con aquellos que nos han agraviado. Se trata de un ejemplo del amor que mostró Cristo. Pese a que los hermanos de José le vendieron como esclavo y engañaron a su padre para que lo creyera muerto, cuando éste los confrontó durante su tiempo de necesidad, su amor y perdón se pusieron de manifiesto. Demostrando una extraordinaria fe en la poderosa providencia divina, José confiesa su creencia en que Dios usó la traición de sus hermanos como medio para liberar a su familia durante el tiempo de hambruna.

Sabemos, que este tiempo de PANDEMIA, Dios lo usa para que entendamos que todo nos ayuda para bien; tal vez, perdiste tu empleo antes de la cuarentena, tu alacena está vacía, no tenías ahorros, no has podido abrir tu negocio, etc.

Pues, aun cuando los hermanos de José quisieron deshacerse de él, Dios se valió de aquel acto perverso para cumplir el propósito divino. Dios utilizaría a José para preservar la vida de la familia de Jacob, salvar a Egipto y preparar el camino para el inicio de la nación de Israel. Dios es soberano. Sus planes no cambian por lo que hagan los hombres.


Cuando otros intenten hacerte mal o las cosas no salgan como las pensabas, recuerda que son sólo herramientas de Dios. Eso fue lo que quiso decir José a sus hermanos: “Vosotros pensasteis mal contra mí, MÁS DIOS LO ENCAMINÓ A BIEN, para hacer lo que vemos, para mantener en vida a mucho pueblo”.



JUEVES 28 DE MAYO


UN OBRERO APROBADO Y ÚTIL PARA DIOS

• 2 TIMOTEO 2:14-28 •


Pablo exhorta a Timoteo a recordar a los creyentes que no discutan sobre detalles sin importancia o que tengan discusiones necias («profanas y vanas palabras») porque tales argumentos son confusos, inútiles y además nocivos.


Hay que decir, que en nuestro tiempo esta exhortación sigue teniendo plena vigencia. El obrero del Señor no debe dejarse enredar en discusiones vacías, especulativas y carentes de propósito, y del mismo modo, también debe advertir a los hermanos para que ellos tampoco lo hagan. Cuando hay un mundo que se pierde porque no conoce el evangelio, no tiene sentido que los creyentes se entreguen a vanas contiendas sobre palabras, que lo único que consiguen es confundir a los incrédulos y a los creyentes: «es para perdición de los oyentes».


En las contiendas sobre palabras no hay ninguna edificación, sino que, por el contrario, obstaculizan el camino de los incrédulos para que no lleguen a conocer la verdad, y pueden crear duda y desánimo entre los mismos creyentes.


Debido a que Dios examinará la clase de obreros que hayamos sido, edifiquemos nuestras vidas sobre su Palabra, porque sólo ella nos dice cómo debemos vivir para Él y servirle. Como obreros, debemos tratar la Verdad con rectitud frente a las falsas enseñanzas; nuestras opiniones y creencias deben ser consistentes con la Palabra de Dios.


Los falsos maestros siguen sembrando mentiras. Algunos distorsionan la verdad, otros la diluyen, y otros simplemente la eliminan diciendo que la Verdad de Dios ya no se aplica más. No importa cuántos sigan esas mentiras, la sólida Verdad de Dios nunca cambia, nunca vacila y nunca se debilita. Cuando seguimos la Verdad de Dios, Él nunca nos abandonará.


Aprender y discutir no son malos en sí mismos, a menos que mantengan a los creyentes constantemente expuestos a doctrinas falsas o trivialidades que no ayudan.


No permita que ninguna cosa lo aleje de su trabajo y servicio a Dios.


VIERNES 29 DE MAYO



DIOS LLAMA A QUIEN QUIERE

• 1 SAMUEL 3:3-10 •


En los tiempos de Elí, no hubo profetas que dieran a Israel mensajes de parte de Dios. ¿Por qué? Observe la actitud de los hijos de Elí. O se negaban a escuchar a Dios o permitían que la ambición se interpusiera entre ellos y cualquier comunicación con Dios.


Este pasaje lleno de simbolismo subraya que Dios llama por el nombre y a quien quiere, que insiste y tiene paciencia infinita con nosotros. La enseñanza que Elí le transmite a Samuel, la llamamos hoy «acompañamiento». No es fácil discernir cuál es la llamada de Dios sobre nuestras vidas, pero la sabiduría de otros cristianos con más experiencia puede ayudarnos a escuchar mejor.


El Arca de Dios estaba guardada en el Lugar Santísimo, la parte más íntima del tabernáculo. Frente al Lugar Santísimo estaba el Lugar Santo, un pequeño cuarto donde se guardaba el otro mobiliario sagrado del tabernáculo. Exactamente afuera del Lugar Santo había un patio con cuartos pequeños donde debían permanecer los sacerdotes. Probablemente el joven Samuel vivió en el templo, con otros sacerdotes, a unos cuantos metros de distancia del Arca y al servicio del anciano sacerdote Elí. Cuando Samuel oye la llamada, no comprende que es Dios quien lo llama, y piensa que su jefe lo necesita. Elí tampoco está atento y le cuesta darse cuenta de que es Dios el que está llamando al joven.


Uno esperaría como algo natural que Dios hubiera dado un mensaje audible al sacerdote Elí y no al niño Samuel. Elí era mayor, más experimentado y ocupaba la posición adecuada. Pero la cadena de mando de Dios se basa en la fe, no en la edad o en la posición. Para encontrar seguidores fieles, Dios puede utilizar canales inesperados. Prepárese para trabajar para el Señor en cualquier lugar, en cualquier momento y con la persona que Él escoja.



SÁBADO 30 DE MAYO


“HUMILLAOS DELANTE DEL SEÑOR, Y ÉL OS EXALTARÁ”

• 2 CRÓNiCAS 12:1-8 •


A muchas personas les es difícil lograr el éxito, por el exceso de orgullo. Una persona humilde es aquella que reconoce que también tiene limitaciones, que se puede equivocar y que necesita de la ayuda de los demás.

Muchas veces cuando Dios nos ha bendecido, nos olvidamos de Él. “Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la Ley de Dios y todo Israel con él. Por esta razón Roboam estaba a punto de ser destruido. Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá, y les dijo: Así ha dicho Dios: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac rey de Egipto”. Roboam se dio cuenta que lo único que podía hacer era humillarse delante de Dios. Esto hizo que Dios les perdonara: “Y cuando Dios vio que se habían humillado, fue palabra de Jehová a Semaías, diciendo: Se han humillado; no los destruiré; antes los salvaré en breve, y no se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisac”.


Cuando nosotros nos equivocamos y nos dejamos llevar por el orgullo, pero nos arrepentirnos, Dios nos perdona.

El propósito de la Humillación:

1. Es una condición para la exaltación. Si estamos de rodillas delante de Dios, Él nos pondrá de pie delante de los hombres. Santiago 4:10 “Humillaos delante del Señor, y él os exaltará”.


2. Es un deseo de Dios y una forma de conocer nuestro corazón. Cuando estamos en momentos de dificultad, sacamos lo que tenemos dentro. Deuteronomio 8:2 “Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.”

3. Jesús mayor ejemplo de humildad: (Mateo 11:29) “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”.


DOMINGO 31 DE MAYO


¿ERES DE MENTE ABIERTA?

HECHOS 17:10-14 •


… eran de sentimientos más nobles… (V. 11a)


Me sorprendió encontrar esta expresión en una de las versiones de la Biblia (NTV). El mundo ha convertido este dicho en aceptar todo como normal, ser permisivos y comprender las diferentes ideologías. El significado real define a una persona que defiende sus puntos de vista, pero al mismo tiempo sabe también escuchar a los demás y recibir consejos.


Al compararla con otras versiones encontramos:

Mentalidad abierta = más nobles (RV, NBV, NVI), más receptivos (PDT) de mejores sentimientos (DHH).


También observamos la actitud de tener una mente abierta:

Recibieron con toda solicitud (RV), escucharon gustosos (NBV), recibieron con toda avidez (NVI), recibieron de buena gana (DHH), estuvieron más dispuestos (PDT), escucharon con entusiasmo (NTV).


Sin embargo, lo que más nos debe ilustrar es lo que hacían con las enseñanzas que recibían: todos los días, cada día, estudiaban, examinaban, escudriñaban las Escrituras, para ver si estas cosas eran así, si eran verdad, si era cierto, todo lo que Pablo y Silas decían.


¿Cuántas veces después de escuchar una prédica, un mensaje o una clase, has vuelto a la Biblia a comprobar y averiguar con detenimiento todos los detalles de lo que escuchaste?


Los bereanos lo hicieron cada día, porque querían conocer la Verdad, valía la pena esforzarse, investigar, hacer un estudio diligente y extenso.


Ellos abrieron su mente y su corazón para ser transformados, recibiendo el mensaje de salvación que venía de parte de Dios.


Ser de mente abierta con respecto a la Palabra implica ser noble, humilde y aceptar su enseñanza, su corrección, su consejo (2 Timoteo 3:16-17); para hacerlo necesitamos estudiar las Escrituras, pues a través de ella seremos transformados para ponerla en práctica

(Santiago 1:22).


En consecuencia, un buen grupo creyó (V. 12a NBV)

240 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021