Buscar

Lecturas del 22 - 26 de Marzo


LUNES 22 DE MARZO


A PESAR DE…

• JUECES 15: 8-19 •


Cuando estudiamos la vida de Sansón encontramos que es quizá el juez de Israel, más conocido y sorprendente, desde niños conocimos parte de su historia, soñábamos con tener su fuerza, era como un súper héroe.

Al estudiar su vida vemos como desde antes de nacer, Dios había puesto Su propósito en Sansón (Jueces 13:5).


Su fuerza se hallaba cuando el Espíritu de Dios estaba sobre él, no en su cabello largo (Jueces 14:6,19; 15:14; 16:28-30); lo que Sansón hacía gracias al Espíritu de Dios sobre él era realmente sobrenatural: mató a un león sólo con sus manos, quemó los campos y cosechas de los filisteos, mató a 1000 filisteos con la quijada de un burro y destruyó a miles de filisteos en un solo acto milagroso.


Pero Sansón, aun conociendo su propósito y misión en este mundo, confiado en que por gracia, Dios escuchaba su oración, desobedeció una y otra vez, dejándose llevar por su orgullo, altivez y deseos de venganza, teniendo que asumir las consecuencias de su pecado (Jueces 15:6-9)

DIOS A QUIEN LLAMA RESPALDA, ESCUCHA SU ORACIÓN, RESPONDE Y LE USA, (Jueces 16:20) PERO TAMBIÉN PUEDE APARTARLE DE SU PROPÓSITO (Juan 15:5). Es muy triste esa situación de pecado que nos aparta de la Voluntad de Dios, nos aleja de Él y no nos permite darnos cuenta de ello.

Jueces 16:28 muestra que Sansón se arrepiente y ora, enseñándonos que el reconocer nuestra debilidad y errores cometidos, el fracaso consecuencia de actuar en nuestras propias fuerzas y el deseo de restaurar nuestra vida, abre la puerta a la Acción de Dios en nosotros; esa sencilla oración que brota de un corazón sincero, que arrepentido anhela un cambio total, es escuchada, nos acerca a Dios, Quien por medio de Su Espíritu limpia, perdona, purifica y transforma.

No permitas que tus fracasos, tu entorno, los muchos quehaceres, sean un obstáculo o distractor en tu relación con Dios; el pecado promete muchas cosas, pero nunca podrá satisfacerte 100% (Juan 4:13-14 PDT).

Si voluntaria y repetidamente caemos en tentaciones que conducen al pecado, sufriremos las consecuencias de nuestra desobediencia (Proverbios 16:25).


Recuerda: Él da fuerzas al cansado y poder al indefenso (Isaías 40:29).


Así que, A PESAR DE… acerquémonos confiadamente al Trono de la Gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos (Hebreos 4:16).



MARTES 23 DE MARZO


“UN GRAN EJEMPLO”

• 1 TESALONICENSES 1 •




El apóstol Pablo le escribe a la iglesia de Tesalónica para felicitarlos por la buena obra de la fe, del trabajo que realizan con amor y la constancia con que lo hacen, destacando en ellos que siempre tienen puesta su esperanza y confianza en el Señor Jesucristo, y por ello los tiene en cuenta en todas sus oraciones.

Pablo les dice, que él es testigo de que los hermanos de Tesalónica tomaron la elección sincera de entregar su vida al Señor no siendo sólo de palabra, sino que fue el poder del Espíritu Santo el que permitió que así sucediera. Además, les dice en la carta, que ellos lo han imitado en compartir el evangelio, pero que lo más importante es que son imitadores de Cristo y cumplidores de ese gran mandamiento (compartir el evangelio).

De otra parte, Pablo les reconoce en su carta la valentía y el gozo con que recibieron el evangelio a pesar de todas las tribulaciones y obstáculos propios de un pueblo idólatra, siempre demostrando el gozo del Espíritu Santo que está en ellos; se observa al apóstol Pablo muy emocionado y feliz porque sabe que la iglesia de Tesalónica es ejemplo para Macedonia y Acaya y esa fe se ha extendido donde quiera que ellos van predicando. Además, valora mucho cómo los creyentes de Tesalónica dieron un paso trascendental, y se convirtieron de los ídolos para servir al único Dios vivo y verdadero, con la esperanza de ver el retorno del Señor Jesucristo, Quien resucitó de los muertos y está en los cielos y un día vendrá por ellos.


Por tanto, nos queda claro que debemos trabajar en la Obra del Señor con amor, con la fe puesta en Él de manera constante y con la esperanza de que un día nos encontraremos en el cielo con nuestro Salvador; además, recordemos que nuestro testimonio como cristianos tiene que ser ejemplo para que, tanto creyentes como no creyentes, vean la Obra del Señor en nosotros, alimentando su fe y muchos puedan llegar de manera sincera a los pies de Cristo; anhelemos que algún día podamos todos tener la certeza, a través del Espíritu Santo, que somos verdaderos y genuinos seguidores de Cristo.



MIÉRCOLES 24 DE MARZO


CULTURA DE CRISTO

• HEBREOS 13: 1-9 •



Como cristianos debemos tener la “Cultura de Cristo” en nuestras vidas, cuando convivimos con nuestra familia, en medio de amigos o cuando estamos rodeados por nuestros hermanos en Cristo.


Este texto bíblico nos da una serie de consejos, que diariamente debemos tener presentes para reflejar el nombre de Cristo en medio del mundo.


AMOR FRATERNAL (V. 1) No somos desconocidos, somos hijos del mismo Padre, por lo tanto, hermanos en la Fe, 1 Juan 4:20 dice:

“Si alguno dice que ama a Dios, pero odia a su hermano, es un mentiroso. Porque si no ama a su hermano, a quien puede ver, mucho menos va a amar a Dios, a quien no puede ver”.


HOSPITALIDAD (V. 2)

Este versículo hace referencia a Abraham y Sara que recibieron visitantes sin saber que eran ángeles. Pero Jesús también nos muestra muchos ejemplos de hospitalidad.


La pesca milagrosa, Lucas 5:5-7.Un buen Desayuno, Juan 21:10-13. Jesús los hospeda,

Juan 1: 37-39.


Así actuaba Jesús, pues “sentía compasión de ellos”.

SENTIR COMO ELLOS (V. 3) Aunque el escritor, habla textualmente de los que están en prisión, debemos recordar que algunos están en prisiones espirituales de tristeza, angustia, depresión, y necesitan de nuestro apoyo. Debemos entender su sufrimiento como si fuera nuestro; si un miembro se duele, todo el cuerpo lo siente.


UNA FAMILIA EN CRISTO (V. 4) Nuestros hijos deben ver el ejemplo de fidelidad en medio de la familia, la cual es el representación misma de nuestra fidelidad a Jesús. No importa si estás casado(a) o soltero(a), nuestra fidelidad hacia Él, se debe reflejar no sólo en público, sino cuando estamos solos y nadie nos ve. La Cultura de Cristo inicia en la familia.


Existen más consejos como, no poner nuestra confianza en el dinero, sino en Dios Quien es nuestro Creador, o seguir el ejemplo de nuestros líderes y orar por ellos. Pero el mayor consejo que podemos seguir es: