Buscar

Lecturas del 22 - 26 de Febrero


LUNES 22 DE FEBRERO


“JEHOVÁ ESTÁ CONTIGO… VARÓN ESFORZADO Y VALIENTE”

• JUECES 7: 1-8 •


Esta porción de la Biblia, nos describe cómo el Señor escogió a un hombre llamado Gedeón, lleno de temores y de inseguridades, para liberar a Su pueblo de los madianitas, quienes eran ladrones e invasores del pueblo de Israel. Por 7 años, el pueblo de Dios sufrió sus abusos y era tanto el miedo que les tenían que hicieron cuevas, cavernas y lugares fortificados para protegerse de esta tribu, que venía como langostas, destruían y hurtaban sus cosechas y ganados, y de esa manera los empobrecían.


Pero los israelitas clamaron a Jehová y Él les envió un varón llamado Gedeón, un hombre insignificante y con muchos miedos e inseguridades, para que los liderara y librara de los abusos de los madianitas. Este varón llamado Gedeón hizo el llamado al pueblo de Dios y reunió 32 mil soldados israelitas. El Señor le dijo que eran muchos y que si derrotaban a sus opresores se podían llenar de orgullo y soberbia.


Gedeón preguntó a sus guerreros, quienes tenían miedo para que se devolvieran y efectivamente, se regresaron 22 mil; Dios dio instrucciones nuevamente a Gedeón para que llevara al ejército restante a las aguas y separara a los que lamieran las aguas con su lengua, como las lame un perro, de los que doblaban las rodillas para beber. Finalmente, fue el número de quienes lamieron el agua, 300 hombres, los escogidos por el Señor para derrotar a los madianitas.


Como conclusión, podemos observar que Dios, en Su infinito poder, usó un pequeño y poco promisorio grupo para salvar a Su pueblo, y para que el mundo ayer, hoy y por la eternidad pueda ver que la Gloria y el Poder son de Él y de nadie más. El apóstol Pablo retomó este tema al escribir, más de mil años después, “pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo… para avergonzar a los fuertes, …para que, como está escrito: el que se gloría, gloríese en el Señor” (1 Corintios 1: 26-31).



MARTES 23 DE FEBRERO