Buscar

Lecturas del 17 al 21 de Agosto


LUNES 17 DE AGOSTO


BENDICE AL SEÑOR TODOS LOS DÍAS

• SALMOS 103:9-18 •


Salmo de David cuando tenía un mayor sentido de la importancia del perdón, debido al conocimiento más profundo del pecado, que, en sus días de juventud, indica que está en sus años más débiles.

1. Bendecir a Dios por todos sus beneficios.

“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios”.

2 Crónicas 32:25 describe a un hombre Ezequías, que se olvidó de los beneficios que Dios le había dado, al menos por un tiempo: Pero Ezequías no actúa de acuerdo al favor que le había sido mostrado, porque su corazón se enalteció; por lo tanto, la ira estaba sobre él, sobre Judá y sobre Jerusalén.


2. Reconocer lo que Dios hace por ti cada día.

3. Tienes un Dios justo.

4. Tienes un Dios de misericordia.

5. Tienes el perdón de Dios.

6. Él conoce tu condición y se compadece.

EL CONTRASTE QUE MUESTRA LA GRANDEZA DE DIOS.


1. Entre el tiempo del hombre y la permanencia de Dios. David extiende sus pensamientos acerca de la débil condición del hombre y de su naturaleza como polvo. La humanidad es tan transitoria como la hierba y como la flor del campo que florece un día y se marchita al siguiente. Dios es Todopoderoso, Eterno y Creador de todo; las promesas son hechas para los que le temen, para aquellos que guardan Su pacto, y para aquellos que se acuerdan de Sus mandamientos para ponerlos por obra.


2. EL CONTRASTE ENTRE DIOS Y TODA LA CREACIÓN.

Bendice, alma mía, a Jehová: David termina el Salmo de la misma manera en que lo comenzó, con un llamado a su alma para bendecir a Dios, dándole el honor y la alabanza que merece.



MARTES 18 DE AGOSTO


¿QUÉ QUIERES QUE TE HAGA?

• MARCOS 10:46-52 •