Buscar

Lecturas de Agosto 26 a Septiembre 01



LUNES 26 DE AGOSTO

CRISTO LA LUZ DEL MUNDO

• JUAN 8: 12-20 •


Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12. Jesucristo es el creador de la vida y su vida ofrece luz a la humanidad. En su luz, nos vemos tal como somos: pecadores necesitando de un Salvador. Si seguimos a Jesús, la luz verdadera, no andaremos ciegos. Él ilumina la senda que tenemos delante, a fin de que sepamos cómo vivir. El disipa la oscuridad del pecado de nuestras vidas. ¿Ha permitido que la luz de Cristo brille en su vida? Si Cristo lo guía, nunca tropezará en la oscuridad.


Cristo es la Luz del mundo. Dios es luz y Cristo es la imagen del Dios invisible. Un sol ilumina a todo el mundo; así lo hace, un solo Cristo y no se necesita más. ¡Qué caverna sería el mundo sin el sol! Así seríamos sin Jesús porque con Él vino la luz al mundo. Siguiendo a Cristo no andaremos en tinieblas. No serán dejados sin las verdades necesarias para impedir

el error destructor y sin las instrucciones requeridas para guardarnos del pecado condenador.


¿Busca saber quién es Jesús?, no cierre ninguna puerta antes de mirar que hay detrás de ella. Únicamente con una mente abierta podrá conocer que Él es el Mesías y Señor. Los fariseos atacaban lo que Jesús decía, señalando que de eso no había testigos, pero Él respondió que, junto con el Padre sumaban dos testigos, el número requerido por la Ley.


Conociendo a Cristo conocemos al Padre. Los que no conocen su gloria ni su gracia, no conocen al Padre que le envió. El tiempo de nuestra partida de este mundo depende de Dios.

Nadie puede apresurarlo o demorarlo respecto del tiempo designado por el Padre.


MARTES 27 DE AGOSTO


EL CORAZÓN DE LA NUEVA

VIDA EN CRISTO


• COLOSENSES 3:5–17 •


Hacer morir consiste en entregarlo todo, si existe algún apego por lo terrenal, será difícil librarnos del poder y la influencia de lo carnal, y esto siempre será sobrepuesto por encima de Dios. Esforcémonos por permitir que Dios obre en nuestro corazón ayudados por la Palabra y la disciplina del Espíritu. Estas cosas pertenecen al dominio propio que antes estaba ausente sin Dios, pero ahora en la naturaleza divina se nos concede el control de nuestra boca y de nuestras emociones que, sin control, pueden llegar a destruirnos.


El corazón como órgano principal del sistema circulatorio es lo primero que se forma en el feto humano cuando se produce un embarazo; cuando nace un bebé, una nueva vida ingresa al mundo y necesita un nuevo corazón; así sucede también con el creyente que, en términos espirituales recibe un nuevo corazón cuando nace de nuevo al poner su fe en Cristo Jesús y Su obra redentora.


Nuestro corazón (el centro de nuestra voluntad) es un lugar de conflictos. Allí batallan nuestro hombre espiritual y nuestro hombre carnal; allí se enfrentan: sentimientos y deseos, temores y esperanzas, recelo y confianza, odio y amor.


¿Cómo podemos enfrentar estos conflictos y vivir en la forma que Dios quiere?


El Espíritu dice que debemos:


a. Dejar que la paz de Dios gobierne en nuestro corazón y sea el árbitro que decida los conflictos entre los sentimientos que batallan en nuestro interior y nuestra relación con los demás. b. Conocer a Cristo para experimentar la verdadera paz. c. Permitir que la Palabra de Cristo more abundantemente en el corazón y que fructifique la vida del creyente.

d. Conocer la Palabra de Dios para edificarnos, exhortarnos unos a otros, enseñar con sabiduría.


“Ahora vivan de manera diferente. En realidad, ustedes son personas nuevas, que cada vez se parecen más a Dios, su creador y cada vez lo conocen mejor”.

MIÉRCOLES 28 DE AGOSTO

¡SÁLVAME DIOS!

• SALMOS 35 •


Este salmo representa un momento difícil de la vida de David, quien era un hombre perseguido por el rey Saúl.


David se encontraba en el exilio, y clamaba ¡sálvame Dios!, es una elocuente petición a un Dios justo, para que ejecute su juicio sobre los enemigos que persiguen a su pueblo justo.


Ten en cuenta que Dios es compasivo y está ansioso de ayudar a sus hijos; así que, tú también puedes exponerle tus quejas, pero no tienes que hacerte cargo de la venganza; tan solo debes dejar el asunto en las manos de Dios, porque Él se encarga de administrar la justicia.


Si buscas la justicia por tu propia mano, esta actitud constituiría una falta de fe y confianza en Dios. Además como hombres imperfectos la valoración de nuestra justicia es imperfecta, defectuosa y corremos el riesgo de colocarnos fuera del propósito de Dios, porque tu justicia despierta el resentimiento y el deseo de venganza de manera inmediata, porque la naturaleza humana se siente fuerte cuando aplasta a sus semejantes sin contemplaciones.


En este salmo podemos ver que David quería dejar su difícil situación en manos del Señor, porque él sabía que Dios estaba a su lado y que lo libraría de aquellos que lo afligían.


Quiero recordarte que cuando Jesús vivió en esta tierra, Él recibió ese mismo trato y su actitud llegó hasta el extremo de entregar su vida por todos nosotros, sin decir ninguna palabra.


Jesús nos enseña que al relacionarte con Él, tienes la influencia del Espíritu de Dios, que en las circunstancias más opresivas de tu vida, Dios te puede llenar el corazón de una paz

que sobre pasa todo entendimiento humano.


Dios está al tanto de tu vida e intervendrá en el momento oportuno.



JUEVES 29 DE AGOSTO

LAS OBRAS GRANDIOSAS DE DIOS

• SALMOS 19:1–6 •


David afirma: «los cielos cuentan la gloria de Dios». Lo que hay arriba en los cielos, lo que el firmamento cubre aquí en la tierra y el mar, la naturaleza habla de un Dios que verdaderamente está allí. Como huellas en la nieve, se ve por todas partes. Como la huerta en el bosque, se declara que hay una inteligencia superior.


La creación transmite un mensaje constante, día y noche. No se trata de una comunicación audible; los sordos no están en desventaja. Tampoco es una alocución en una lengua concreta; por ello la pueden entender los que no saben idiomas, incluso los analfabetos. A pesar de no ser audible, es un mensaje concreto, definido, específico y que se emite en todo el mundo. Por ello, el salmista insiste que «por toda la tierra salió su voz».


Pablo desarrolla este pensamiento cuando dice (Romanos 1:20) «las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa». La naturaleza testifica que hay un Dios, que es sabio, poderoso y eterno. Sabio porque ha trazado el diseño, poderoso porque ha ejecutado el plan que tenía en mente y eterno porque está desde antes de todo.


Finalmente, David sugiere otra dimensión del testimonio de la creación, asociando el sol con la alegría: la alegría de un esposo después de la noche de bodas y la de un atleta a punto de lanzarse a una carrera de cien metros. El sol anuncia un Dios que da alegría a los humanos, un Dios bueno que también provee para su creación.


Hechos 14:17:

«No se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones».

VIERNES 30 DE AGOSTO

AMAR A DIOS ES: OBEDECER

SUS MANDAMIENTOS

• DEUTERONOMIO 11:8-32 •


Dios habló a Israel sobre la tierra en la que estaban por entrar, la tierra prometida, rica en agricultura y ganadería. Tierra difícil de regar porque era montañosa y no contaban con medios para hacerlo, por eso, dependerían de la lluvia. Dios hizo esto con un propósito, que

dependieran de Él para las lluvias. Así el pueblo se acercaría más a Él. Hoy en día en esta sociedad donde muchas cosas se obtienen con facilidad, las personas creen, que son ellos quienes lo han logrado y cuando se consiguen con dificultad, es por su capacidad e inteligencia, desconocen que Dios tiene que ver con esto, porque Él es quien provee para nuestras necesidades. No importa si las cosas se consiguen fácilmente o con dificultad, Dios es el proveedor.


Los versículos 24,25 nos enseñan acerca de la ocupación y posesión de la tierra, un regalo de Dios. La frase: Todo lugar que pise la planta de vuestro pie será vuestro.


Era su tierra, pero fracasaron en la tarea de pisarla, reclamarla y disfrutarla. Algunos cristianos simplemente se quedan sentados, observan sin comprometerse y son muy pobres espiritualmente hablando. Dios dijo claramente que Él ha bendecido a todos los creyentes por medio de Cristo.


A los israelitas se les mandó obedecer; hoy la obediencia ha pasado a ocupar un último plano. Nosotros creemos en la gracia de Dios y la predicamos. Somos salvos por la gracia, somos guardados por la gracia y crecemos espiritualmente por la gracia de Dios. Llegaremos al cielo por la gracia de Dios. Cuando hayamos estado allí miles de años, será un resultado de la gracia de Dios.


Hermano, hay grandes bendiciones espirituales aquí en esta tierra que usted perderá si no obedece a Dios. Jesús nos dijo que, si le amamos, obedezcamos Sus mandamientos. La obediencia ofrece una relación personal, maravillosa y gloriosa con Dios. Dios bendecirá la obediencia.


Demuestre su amor a Dios, con su obediencia.

SÁBADO 31 DE AGOSTO

LA COMUNIDAD IDEAL

• HECHOS 2:42-47 •


Lo que caracterizó a los creyentes del primer siglo fue la presencia continua del Espíritu Santo en la iglesia, fruto de permanecer unidos perseverando en la doctrina, en las oraciones y en la comunión unos con otros.


Este grupo vigoroso de creyentes crecía de manera sorprendente influenciando fuertemente el entorno de ese tiempo, extendiéndose rápidamente fuera de Jerusalén. Su secreto era la comunión de unos con otros; esta palabra viene del griego “koinonía”, significa fraternidad y unidad de los que están en Cristo. Sólo el Espíritu de Dios puede llenar de gracia y amor a los creyentes para experimentar una vida compartida en Cristo.


Como “Cuerpo”, la iglesia es más que un lugar físico, es un pueblo bajo el señorío de Dios. Su principio básico es la vida en comunión que tiene su fuente en Dios, pudiendo decirse que es una familia, con los mismos intereses buscando afianzar su relación con Cristo, teniendo compañerismo, orando y compartiendo las enseñanzas de la Palabra de Dios.


La meta como pueblo cristiano es crecer en el amor a Dios y a nuestros hermanos, cultivando la unidad y la fe en el Señor Jesucristo, perseverando en alcanzar la madurez cristiana, dándonos consuelo, bienestar, armonía y paz, elementos indispensables para crear un espíritu apropiado para la adoración y el servicio a Dios.


La iglesia también es un lugar de refugio, para ayudar a la gente a liberarse y recuperarse de las ataduras que limitan su capacidad de amar y vivir como Dios espera. Por medio del amor, las personas encuentran la presencia liberadora de Cristo. Si anhelamos que el Espíritu sea derramado sobre nosotros desde lo alto, debemos tener unanimidad. Independientemente de las diferencias de sentimientos e intereses, pongámonos de acuerdo para amarnos unos a otros, porque donde los hermanos habitan juntos en unidad, ahí envía el Señor Su bendición.


DOMINGO 01 DE SEPTIEMBRE

TRIPLE TENTACIÓN

• GÉNESIS 3 •


Cada creyente debe desarrollar el carácter

de Jesús superando la tentación


Dios creó al hombre inocente y le dio libre albedrío. Esta condición no había sido probada hasta que llegó la serpiente y con sutil destreza enredó a Eva y de forma indirecta a Adán, explorando sus áreas débiles:


1. Deseo de la carne (Mateo 15:19): Incitó a la mujer a hacer lo único que no podía hacer en el Paraíso (V. 4). 2. Deseo de los ojos (1 Juan 2:16): Estimuló en Eva el observar el fruto (V. 6a). 3. Orgullo (soberbia, vanidad) (Proverbios 11:2). La sedujo con alcanzar la sabiduría y la eminencia de Dios (V. 5).


A partir de este momento la humanidad ha venido degenerándose. En el libro de Génesis encontramos el primer asesinato, poligamia, perversión sexual, idolatría, violación, homicidios múltiples, prostitución; hasta nuestros días, la inmoralidad y el libertinaje han convertido al hombre en un ser incapaz de amar, obedecer y agradar a Dios.


Debemos pues, acercarnos al Padre en fe, creyendo en la obra de Jesús en la cruz y así ser justificados. Justo es quien, expuesto a la tentación, responde de acuerdo a las ordenanzas de Dios. Una tentación es una experiencia que nos puede dar vida (crecimiento espiritual) o nos puede desviar (separar de Dios). Sólo el Padre puede regenerarnos por medio de Jesucristo (1 Corintios 15:22); por un hombre recibimos la muerte, por un Hombre ganamos la vida. Adán tenía todo en el Edén, Jesús no tenía nada en el desierto; Adán se fio de Satanás, Jesús confió en Dios Padre; Adán fracasó, Jesús obtuvo un triunfo total. Por Su victoria, es el único que nos puede salvar (2 Corintios 5:17).


Su decisión ante la tentación tiene consecuencias eternas.

29 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021