Buscar

Lecturas de 28 de Octubre al 3 de Noviembre

Actualizado: 10 de nov de 2019



LUNES 28 DE OCTUBRE

HAZ EL BIEN, SIN MIRAR A QUIÉN

• LUCAS 10:25-37 •


UN ABOGADO, pretendiendo ridiculizar a Jesús le preguntó.

¿Qué está escrito en la Ley que deba hacer para heredarla vida eterna? Buena pregunta para un doctor en leyes y el Señor respondió: Amarás, al Señor tu Dios con todo tu corazón y alma y al prójimo como a ti mismo; sin embargo, no satisfecho con la respuesta, el abogado volvió a preguntar:


¿y quién es mi prójimo?, concepto que para los judíos, no incluía a samaritanos y gentiles.

Jesús con suma habilidad no dio una definición, sino que procedió a relatar una historia para que todos comprendieran el significado de esta palabra. Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó y fue atacado por asaltantes que lo hirieron y dejaron medio muerto. Un sacerdote y luego un levita que pasaron cerca de él, no se detuvieron, pero un Samaritano – odiado por los judíos-, fue movido a misericordia, vendó las heridas, lo puso en la cabalgadura y llevándolo al mesón cuidó de él.


Debiendo salir lo dejó al cuidado del mesonero con la debida recomendación y la promesa que pagaría todos los gastos que requiriera la atención. ¿Quién de ellos fue el prójimo? -preguntó de manera muy hábil, obligando al abogado a responder muy diferente de cómo lo deseaba hacer y, condenando a los judíos que deberían dar ejemplo dijo: “El que usó con él misericordia”. Resulta lo mismo, que decir: el samaritano; entonces, Jesús le dice: Ve, y haz tú lo mismo - ¡Qué enseñanza exquisita, incomparable! ¡Qué fuentes nuevas de caridad abre esta parábola en el espíritu humano!


Aprendamos 3 principios sobre el amor al prójimo:

(1) la carencia de amor es fácil de justificar, aunque nunca es buena; (2) nuestro prójimo es cualquiera en necesidad, sin importar raza, credo, ni procedencia social; y (3) amor significa hacer algo para suplir la necesidad de alguien.


MARTES 29 DE OCTUBRE


UNA ETERNIDAD DE GLORIA

• APOCALIPSIS 21:1-8 •



¿Te has preguntado alguna vez, cómo será tu eternidad? La muerte es un evento por el cual todos los seres humanos tenemos que pasar y generalmente es algo en lo que casi no se piensa y en muchos casos no se tiene un conocimiento exacto de lo que esto representa.


Algunas religiones han tratado de dar una explicación de lo que es la muerte, pero lo cierto es que un conocimiento errado de ella no nos puede ayudar a prepararnos para la eternidad. Por ejemplo, lo Testigos de Jehová enseñan que, después de la muerte el alma es aniquilada totalmente y ya no hay más memoria del sujeto lo cual es un error. Los hinduistas creen que, después de la muerte viene la reencarnación, de tal forma que, un ser humano puede reencarnar una y otra vez. Algunos creen que, después de la muerte sólo se vaga por allí o incluso afirman que no hay infierno. Sin embargo, la Biblia nos enseña que la muerte da paso a la eternidad y nuestra alma pasa ya sea al infierno o al cielo. La Biblia habla ampliamente del infierno, y esto es así porque el deseo del Señor es que todos procedamos al arrepentimiento para escapar de la condenación eterna. Dios ha preparado un lugar muy hermoso en el cielo para todos sus hijos, pero de este lugar se nos da muy pocos detalles; en estos versículos podemos deslumbrar un