Buscar

Lecturas de 16 al 22 de Septiembre



LUNES 16 DE SEPTIEMBRE

CIELO NUEVO, NUEVA TIERRA

• APOCALIPSIS 21: 1-8 •


La tierra, tal como la conocemos, no permanecerá para siempre, pero luego del gran juicio de Dios, Él creará una nueva tierra. Dios le prometió a Isaías que crearía una tierra nueva y eterna. En la época de Juan se veía el mar como peligroso y cambiante. Era también el lugar de procedencia de la bestia. No sabemos que apariencia tendrá o dónde estará, pero Dios y sus seguidores, aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida, se unirán para vivir allí por siempre. ¿Estará usted allí?


La nueva Jerusalén es donde Dios mora entre su pueblo. En lugar que subamos para encontrarnos con Dios, Él bajará para estar con nosotros, al igual que cuando Dios se hizo hombre en Jesucristo y vivió entre nosotros. Dondequiera que Dios reina, hay paz, seguridad y amor. ¿Se ha preguntado cómo será la eternidad?


Se describe la ciudad santa, la «nueva Jerusalén», como el lugar donde Dios «enjugará toda lágrima de los ojos de ellos». Más aun, no habrá muerte, doLor, tristeza, ni llanto. ¡Qué verdad más hermosa! Sin que importe lo que esté pasando, esta no es la última palabra, Dios ha escrito el capítulo final y tiene que ver con la satisfacción legítima y el gozo eterno de quienes lo aman.


No sabemos todo cuanto quisiéramos, pero es suficiente saber que la eternidad con Dios será más hermosa de lo que jamás hayamos imaginado. Dios es el Creador. La Biblia empieza con la historia majestuosa de la creación del universo y concluye con su creación de un cielo y tierra nuevos. Esta es una esperanza maravillosa y es aliento para el creyente. Cuando estemos con Él, con nuestros pecados perdonados y nuestro futuro asegurado, seremos como Cristo. ¡Seremos perfectos como Él!


MARTES 17 DE SEPTIEMBRE


LA CONDUCTA ORGULLOSA

Y LA MALDAD DE LA LENGUA

• SANTIAGO 3: 1-12 •


“En la lengua hay poder de vida y de muerte; quienes la aman

comerán de su fruto” (Proverbios 18:21, NVI).


La enseñanza era una profesión de gran valor y respeto en la cultura judía. Santiago advirtió que, aunque es bueno aspirar a enseñar, la responsabilidad es muy grande porque las palabras y el ejemplo afectan la vida espiritual de los demás. Es importante tanto lo que usted dice como lo que no dice.


¡Los maestros también somos alumnos! El mensaje de Santiago es que los que quieran ser maestros de la Palabra deben entender que asumen una tremenda responsabilidad, pues deben ser ejemplo de lo que enseñan. Si fracasan, su condenación es más severa. Santiago, pues, está preocupado tanto de la disciplina mental, como de la disciplina moral, social y relacional de los maestros en la iglesia.


La lengua sin control puede causar un terrible daño. Las palabras ociosas y aborrecibles son peligrosas porque esparcen rápidamente destrucción y nadie puede detener los resultados una vez que se han pronunciado. Debemos tener cuidado con lo que decimos: no creer que más tarde nos podremos disculpar, ya que el daño permanece. Antes de hablar, recuerde que las palabras son como el fuego, que no se les puede controlar ni se puede anular el perjuicio que pueden causar. Ejemplos del uso incorrecto de la lengua incluyen la murmuración, el menospreciar a otros, la manipulación, la enseñanza falsa, la exageración, las acusaciones, la lisonja y la mentira.


Fuimos hechos a la imagen de Dios, pero también hemos caído en el pecado. Dios está interesado en cambiarnos de adentro hacia afuera. Cuando el Espíritu Santo purifica un corazón también da dominio propio, de modo que la persona pueda decir las palabras que agradan a Dios.


Entonces, dependiendo de la gracia divina, cuidémonos de bendecir y no

maldecir; y apuntemos a ser coherentes en nuestras palabras y acciones.

MIÉRCOLES 18 DE SEPTIEMBRE

DE MI PASADO ERES REDENTOR Y DE MI FUTURO ERES GUARDADOR

• DEUTERONOMIO 8: 1-10•


Aquí Moisés le está hablando a la siguiente generación del pueblo de Israel, pues la primera generación no se atrevió a ir a conquistar. Y los lleva a que se acuerden del pasado, pues Dios los había tratado probandolos y preparándolos.


Debes siempre recordar que Dios te ha guiado y que te ha bendecido y si Él lo ha hecho en el pasado, Él continuará haciéndolo en el futuro. Estos recuerdos son para nuestro estímulo, para darnos seguridad de cara al futuro.


¿Por qué probó Dios a los israelitas en el desierto? Fue para humillarlos y para demostrar lo que verdaderamente había en su corazón. Esto explica el por qué Dios nos prueba a usted y a mí. A veces es como si nos metiera en el horno y lo calentase mucho. ¿Para qué? Para probarnos y para humillarnos.


Recuerda que Dios ha sido bondadoso con cada uno de nosotros y nos ha bendecido con cosas materiales, de muchas maneras; pero la lección más importante es que Dios nos da aquellas cosas, a fin de que veamos que hay una riqueza espiritual y esa riqueza es la Palabra de Dios, porque ella es la que hoy constituye la verdadera riqueza para el hijo de Dios. Compara el maná que Dios proveyó, a aquel pueblo en el desierto, con la Palabra de Dios, pues la Biblia nos presenta a Jesucristo, la Palabra de Dios encarnada, que vivió entre nosotros, nos dejó sus enseñanzas, murió en una cruz por nosotros y resucitó.


Jesús mismo, nos recuerda su invitación, registrada en Juan 6:35, cuando dijo: ˝Yo soy el pan

de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre; y el que en mí cree no tendrá sed jamás˝.



JUEVES 19 DE SEPTIEMBRE

¡¡¡¡TÚ DECIDES!!!!

• JUDAS 1-8 •


Judas se presenta como siervo de Cristo y hermano de Jacobo, mejor conocido por ser líder en Jerusalén y “el hermano del Señor». Todos los siervos de Dios confluyen en declarar misericordia, paz y amor a la iglesia que les escucha, pues reconocen que si estas virtudes abundan en ellos, les conducirán al Reino y les permitirán permanecer en Su presencia.


Este líder entendido en la fe reconoce que el tema en común a debatir entre los hermanos es la salvación de la que ahora somos partícipes. Él ve como algo necesario exhortarlos a contender, lidiar y combatir vehementemente por la fe que nos ha sido entregada. Esto no es

una batalla sólo hacia afuera sino también al interior. La iglesia ha de contender, como lo ha hecho desde el comienzo, con personajes que trastornan el mensaje del evangelio, conduciendo a quienes enseñan hacia el libertinaje que nada tiene que ver con la libertad del Espíritu, niegan la unidad de Dios y a Cristo.


Esta exhortación también incluye una amonestación para recordar lo que ocurrió al pueblo que fue sacado de Egipto, cuando fueron destruidos aquellos que sembraron incredulidad. De igual forma no se escaparon los ángeles que al no guardar la dignidad que, como hijos de Dios, tenían, abandonaron Su morada y fueron castigados bajo oscuridad en prisiones eternas esperando el gran juicio.


También recuerda lo sucedido con Sodoma y Gomorra, ciudades vecinas que fueron consumidas por el pecado, sufrieron las consecuencias de sus actos y fueron arrasadas por el fuego. TREMENDOS RECORDATORIOS que nos sirven de ejemplo para entender las consecuencias de nuestras elecciones.


VIERNES 20 DE SEPTIEMBRE<