Buscar

Lecturas 9 - 13 de Noviembre


LUNES 9 DE NOVIEMBRE


VENCIENDO LA TENTACIÓN…

• 1 CORINTIOS 10: 12-13


Estuve leyendo un artículo acerca de aviones, y contaba que una vez fabricados los sacan a una prueba de funcionamiento para conocer sus fortalezas y debilidades…


Yo creo que lo mismo sucede con cada uno de nosotros cuando vienen las pruebas y tentaciones, éstas se presentan para conocer nuestras fortalezas y debilidades.

Teniendo en cuenta que Dios nos prueba, mientras que, Satanás nos tienta.


Dios nos prueba con el fin de fortalecernos y sacar de nosotros lo mejor que llevamos por dentro, pero Satanás nos tienta con el propósito de que salga lo peor de nuestra humanidad.

El enemigo ceba el anzuelo con aquello que parece bueno, y nosotros lo mordemos, terminando en el pecado.

Jesús en su humanidad también fue tentado por Satanás, pero venció la tentación; y nos demostró que podemos alcanzar la victoria sin aceptar los ofrecimientos del enemigo.

En el devocional de hoy, el apóstol Pablo nos hace unas recomendaciones para resistir la tentación.


1 Corintios 10:13 NTV “Las tentaciones que enfrentan en su vida no son distintas de las que otros atraviesan. Y Dios es fiel; no permitirá que la tentación sea mayor de lo que puedan soportar. Cuando sean tentados, él les mostrará una salida, para que puedan resistir”.

Los cristianos de Corinto luchaban con su entorno que estaba lleno de libertinaje, pecado y corrupción. Así que ellos se encontraban en una constante tentación y seducción…


Pablo les anima diciendo:

Estas tentaciones por las que ustedes están atravesando no son exclusivamente de ustedes, quiero que sepan que todos los seres humanos tenemos que soportar las tentaciones… así que no piensen que sólo les sucede a ustedes.

Además, necesitan saber que muchos han resistido la tentación y han salido victoriosos, así que, ustedes también pueden resistir con la ayuda del Señor.

Hebreos 2:18 RVC “Puesto que él mismo sufrió la tentación, es poderoso para ayudar a los que son tentados”.

Dios no va a permitir que sufran una tentación que ustedes no puedan soportar.

Dios les mostrará como vencerlas.


Si quieres vencer la tentación empieza, en primer lugar, reconociendo qué es aquello que te mueve el piso… el(la) espos@ de otr@, el novi@, la codicia, los vicios…


En segundo lugar, si ya tienes claro cuál es tu tentación, tu debilidad, aléjate; no se trata de darle la espalda sino de evitar caer en el abismo, mientras te fortaleces, para que una vez fortalecid@, la enfrentes…


En tercer lugar, ora pidiendo la ayuda a nuestro Señor.



MARTES 10 DE NOVIEMBRE


UN COMPROMISO CON DIOS…

• JOSUÉ 24: 14-16



Muerto Moisés, Josué reunió a todas las tribus de Israel, y llamó a los ancianos de Israel, sus príncipes, sus jueces y sus oficiales; y se presentaron delante de Dios.


Y dijo Josué a todo el pueblo:

“Así dice Jehová, Dios de Israel:

Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová”.


1. El reto: servir exclusivamente a Dios.

a. Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad: A veces la gente teme a Dios porque ha hecho algo malo y le atemoriza la consecuencia, pero “temed a Jehová” significa algo completamente diferente – se refiere a la reverencia y a la fe que llevan a la obediencia. Temer al Señor es servir al Señor y sólo al Señor. Es observar los mandamientos de Dios. Temer al Señor es “el principio de la sabiduría”. Es decir, la persona que teme a Dios estará dispuesta a oír y escuchar la instrucción de Dios. Es resultado de haber presenciado el Poder de Dios. Temer al Señor requiere justicia, lealtad y servicio a Dios, y el rechazo a dioses falsos. Temer al Señor resulta en prosperidad espiritual.


2. Escoge a Dios o escoge tu alternativa.

Ha llegado el momento decisivo. Josué reta a la gente para que tome una decisión –para que se ponga de un lado u otro– para que se comprometa con Jehová de todo su corazón o a quien prefiera. Tienen que tomar una decisión, no pueden quedarse quietos. Josué pone empeño e insiste que tomen la decisión “hoy.”


3. Pero yo y mi casa serviremos a Jehová: Josué, un hombre sabio, ve la situación de forma sensible, él hace la elección inteligente de decir: “pero yo y mi casa serviremos a Jehová”.


La Biblia proclama: “Hoy es el día de salvación” (2 Corintios 6: 2).



MIÉRCOLES 11 DE NOVIEMBRE


POR UN BREVE MOMENTO TE ABANDONÉ

• ISAÍAS 54: 1-10 •


El exilio a Babilonia y la cautividad significan más que opresión para Israel; significan vergüenza, desgracia y humillación. Dios promete una gloriosa liberación no solamente del exilio y de la cautividad, sino también de la vergüenza, la desgracia y la humillación. En el antiguo Israel, las estériles llevaban una carga de vergüenza y desgracia. El Señor asemeja a Israel cautivo con una mujer estéril quien ahora puede regocijarse. porque ahora más son los hijos de la desamparada que los de la casada.


Ensancha el sitio de tu tienda: La maldición y la vergüenza de la esterilidad serán completamente rotas e Israel será tan fructífero, que tendrán que expandir el lugar en donde viven. Esta promesa los fortalecería.


Vs. (4-6) Y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria: Tal y como Dios compara la desgracia de Israel a la vergüenza de la esterilidad, ahora Él compara su humillación a la afrenta de la viudez. Aquí, el Señor promete rescatar a Israel de la vergüenza.

Porque tu marido es tu Hacedor: Aunque Israel pudo haber sido considerado olvidado como una viuda, el Señor promete tomar el lugar del marido.

A través de los siglos, muchas mujeres heridas han tomado esta promesa para sí mismas. Olvidadas por un esposo, han encontrado una hermosa promesa: que Dios va a ser su esposo, cuando todos los demás las han olvidado.

Para reconfortar y fortalecer a Su pueblo, Dios les recuerda qué Salvador tan glorioso es Él.

Él es el creador, Él es Jehová de los ejércitos, Él es el redentor, Él es el Santo de Israel y Dios de toda la tierra será llamado.


Vs. (7-8) Dios explica la restauración de Israel. Dios realmente nunca se olvidó de Israel; Él reconoce que ellos sintieron que los abandonó. Dios dice, Por un breve momento yo permití que sintieras que yo te abandoné. Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti. El contraste entre el momento de sentirse abandonado y la permanente naturaleza de la bondad que vendrá. Cuando nos sentimos, en medio del juicio, abandonados, tenemos que reconocer que es sólo por un momento, y las bendiciones eternas sin duda llegarán. 



JUEVES 12 DE NOVIEMBRE


NO ENVIDIES A LOS PECADORES

• PROVERBIOS 23: 17-18 •



Si se dice que no envidiemos a los pecadores, es porque en algunas ocasiones seremos tentados a hacerlo. Este mensaje, podemos verlo desde dos puntos:


Visión negativa: “No tenga tu corazón envidia por los pecadores...” (V. 17). Cuando hablamos de “pecador” creemos que son los ladrones, los adúlteros o asesinos, pero pecador es todo aquel que decide vivir independientemente de Dios. Incluso personas con aureolas de santidad, pueden ser responsables de grandes males, entre ellos, renegar del Señor, Su Hijo, El Espíritu Santo y la Palabra, exigiendo para ellos autonomía.


Nuestra sociedad alejada de Dios exige “su derecho” a la liberación; recordemos el artículo de nuestra constitución sobre el “libre desarrollo de la personalidad”, que tantos estragos sociales ha causado. En una palabra: Exigen ¡Autonomía!... El Creador y Su propósito quedan fuera de su círculo.


“... No te alteres..., por el hombre que hace maldades. Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra…” (Salmos 37:7-9 RV 60).

Envidiamos a los pecadores cuando nos parece injusta nuestra situación, cuando no hay contentamiento. Nos deslumbramos por su estilo de vida. Incluso podemos ser tentados a dudar de la vida piadosa por la prosperidad presente de los pecadores.


Mejor guarda silencio ante el Señor y espera con paciencia…

El aspecto positivo: “...antes bien, persevera en el temor de Jehová todo el tiempo” (V. 17).

Al temo