Buscar

Lecturas 12 al 16 de Octubre


LUNES 12 DE OCTUBRE


ESPIRITUALIDAD VS. RITUALISMO

• SALMOS 50:7-15 •


Este salmo proclama que Dios viene, para juzgar, con muchos testigos para que puedan ver que Él será justo en todo lo que hace.

Vemos el valor de una adecuada espiritualidad versus un ritualismo religioso. Vemos la Soberanía de Dios frente a Israel y que Él no necesita acciones ritualistas de Su pueblo. Puede recibir sus ofrendas y sacrificios, pero lo más importante es que le busquemos y clamemos a Él. Dios no es cliente de Israel, es su Dios.


V. 7, el Señor llama la atención a Israel, pues ellos asistían regularmente a los servicios religiosos del templo, se ocupaban del oficio y las actividades de la iglesia, y pensaban que por hacer esto, establecían una relación íntima con Dios. Conocían el templo del Señor, pero no al Señor del templo. Lo que el Señor quería es que se estableciera una relación con Él, como lo debemos hacer hoy por medio de Jesucristo.

Vs. 8-10: Dios no está censurando los sacrificios, no acusa a la nación de la indiferencia en lo que respecta a las ofrendas de animales, no es que se equivocaron con tales ofrendas o que han fallado en los deberes del culto exterior, pues Él les ordenó que hicieran eso. El reproche es por su ritualismo, repeticiones vacías de ceremonias religiosas. En cuanto pecaban pensaban más en el ritual que en la relación. Tenían más confianza en el sacrificio que, en Dios.

V. 12: Dios es el dueño de todo ser vivo en la creación, entonces ¿Qué le pertenece al ser humano? Cualquier cosa que el hombre pueda “poseer”, en realidad pertenece al Dios de Israel. Dios no depende de lo que el pueblo esté dispuesto a darle. “Aún si tuviera hambre” no es al ser humano a quien Dios acudiría. Dios no necesita de nosotros, somos nosotros los que necesitamos de Él. Cuando sacrificamos a Dios no le estamos dando algo que Él no tiene.


V. 15: El Dios de Israel “escuchó el clamor de su pueblo” y los liberó, Él quiere ser la primera alternativa de Su pueblo en medio de la adversidad. Te libraré y Tú me honrarás. La alabanza de corazón es la que Dios demanda debido a Su pacto con Israel, no la de sacrificios de animales, porque esa es una práctica incompleta pues depende de la fuerza humana y su propia voluntad.


El sacrificio que podemos traer delante de Dios debe estar impregnado de justicia, amor y humildad.



MARTES 13 DE OCTUBRE


CUIDADO: ¡TE PUEDES CONDENAR!

• LUCAS 12: 8-12 •




El Señor nos conoce perfectamente, por eso podemos estar seguros de que Dios estima nuestro verdadero valor, no el que otros conocen. Otras personas nos evalúan y categorizan según actuemos y cómo nos vemos. Pero el Amor de Dios nos da la base real para nuestra valía, porque le pertenecemos.


Quienes confiesen a Cristo serán reconocidos por Él, ante los ángeles de Dios. Para disuadirnos de negarlo y desertar de sus verdades y caminos, aquí se nos asegura que los que lo niegan, al final serán los grandes perdedores, porque Cristo no les mostrará Su favor. Pero ni aún, el penitente descarriado y tembloroso dude que podrá obtener el perdón.


¿Cuándo y cómo negamos a Jesús?

1. nos avergonzamos que sepan que somos cristianos,

2. decidimos no defender lo bueno,

3. nos diluimos en la sociedad, aceptando valores no cristianos de nuestra cultura.


¿Cuándo y cómo lo reconocemos?

1. Llevamos vidas morales, verticales, que honran a Cristo, ponemos por obra Sus deseos antes que los nuestros,

2. buscamos oportunidades para testificar de nuestra fe a otros,

3. amamos a otros, ayudamos a los necesitados,

4. salimos en defensa de la justicia.


Esto es muy diferente de la enemistad franca que es blasfemia contra el Espíritu Santo, la cual no será perdonada jamás porque de ella nunca habrá arrepentimiento. Rechazar la voz del Espíritu Santo cuando intenta convencernos de pecado es blasfemar contra Él, porque sólo podemos salvarnos por medio del Espíritu Santo y Su obra.


Rechazar Su voz, es rechazar la única fuerza que nos puede guiar al arrepentimiento y a la restauración de las relaciones con Dios.



MIÉRCOLES 14 DE OCTUBRE


¿ESTÁ O NO ESTÁ EL SEÑOR CON NOSOTROS?

• ÉXODO 17:1-7 •



Las situaciones extremas no son fáciles de sortear sobre todo si en medio hay que tomar una decisión que afectará la vida de otros, ¿qué hubieras hecho en un desierto a 40º C, con tus hijos gritando por agua, tu ganado muriendo y sediento? Para los hijos de Israel no era fácil la situación, pero en situaciones extremas ¡no reniegues contra Dios!

Toda la comunidad israelita atravesó el desierto de Sin por etapas, tal como el SEÑOR les dijo que hicieran. Montaron el campamento en Refidín, pero allí no había agua para beber. El pueblo le reclamó a Moisés.


Dijeron:

—Dános agua para beber. 1. (AMNESIA TEMPORAL)

Moisés les dijo:


—¿Por qué se están quejando conmigo? ¿Por qué ponen a prueba al SEÑOR?

2. (SENSATEZ RACIONAL)


V. 3 Pero el pueblo tenía mucha sed y quería tomar agua, por eso siguieron quejándose en contra de Moisés. Le preguntaron:

—¿Por qué nos sacaste de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y al ganado?


V. 4 Entonces Moisés rogó al SEÑOR y le dijo:


—¿Qué voy a hacer con este pueblo? Un poco más y me matan a pedradas.

3. (CLAMOR JUSTIFICADO)

V. 5 El SEÑOR