Buscar

Lecturas 2 - 6 de Noviembre


LUNES 2 DE NOVIEMBRE


¡EN TU PALABRA!

• LUCAS 5: 4-11 •


Para poder entender de qué nos habla este cántico del salmo 125, tenemos que adentrarnos en el contexto histórico y cultural de Jerusalén.


El Salmo 125 es un cántico de una serie de cantos (Cántico Gradual) que eran apropiados para los peregrinos que iban camino hacia Jerusalén para celebrar alguna de las fiestas principales.


En tiempos de Jesús peregrinaban entre 100.000 y 250.000, así que imagínese, la algarabía de todos los peregrinos cantando con todas sus fuerzas este salmo; ¡debió ser una escena increíble! Ahora sí, podemos empezar.


1. (PDT) Al igual que el monte Sión, quienes confían en el SEÑOR nunca temblarán ni caerán; permanecerán para siempre.

Cuando los peregrinos venían de lejos hacia Jerusalén, y cantaban esta canción, podían observar la imponente colina sobre la cual estaba situada la ciudad.


El Señor empieza a comparar nuestra confianza con este gran monte, lo que nos hace pensar que hay algunos que aun tienen su confianza en las cosas de este mundo.


Todos queremos esa promesa para nuestras vidas “…nunca temblarán ni caerán; permanecerán para siempre”, pero pocos deciden poner toda su confianza en Dios.


Muchas veces sentimos temor de lo que ha de venir, y al ver lo palpables que son nuestros problemas, olvidamos lo reales que son las promesas de Dios.


Él no nos compara con el cielo, un campo verde, o una playa, sino con ¡un monte fuerte, estable y seguro!

2. Así como Jerusalén está rodeada de montañas, así el SEÑOR rodea a Su pueblo, desde ahora y para siempre.


Ya no solamente serás ese monte, sino que estarás protegido. ¿Por qué? Porque has decidido confiar en Dios. Esa promesa no es por un ratico, sino que en ambos versículos nos dice al final: “…para siempre”, “…desde ahora y para siempre”. Confía en Dios, cree en Su Palabra, no dudes de Sus promesas.

El capítulo finaliza con la frase: “¡Que haya paz en Israel!”. Ten la seguridad de que cuando confiamos en Dios, podrá venir la tormenta, pero habrá paz en tu vida.


Sólo queda preguntarnos.

¿Soy un monte?



MARTES 3 DE NOVIEMBRE


UNA PERSONA LLAMADA: TÚ

• SANTIAGO 4: 11-12



Érika Zapata, es una joven presentadora en un canal nacional. Su forma desparpajada de presentar la información con expresiones coloquiales y dichos espontáneos ha roto muchos esquemas habituales de televisión. Esto ha generado el gusto y el disgusto de muchos televidentes quienes no han escatimado en sus elogios y críticas. Cuando Érika pensó en renunciar o en ser menos “ella”, actuando como una presentadora más convencional, el canal le aclaró que debía ser ella misma ya que la habían escogido justamente por su forma de ser pues estaban buscando “una persona llamada tú”.


Los cristianos sabemos que Jesús nos escogió por Su misericordia y Voluntad soberana, pero a veces olvidamos que Él también nos entretejió desde el vientre de nuestra madre

(Salmos 139:13) y pronunció nuestro nombre (Isaías 49:1). Dios nos creó de forma única y original. Honramos a Dios cuando somos nosotros mismos.


De esto habla el proverbista cuando dice: Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él (Proverbios 22:6). Una mirada a las palabras hebreas para camino (dérek) e instruir (chanak) nos ayuda a entender que Dios está hablando de estimular y fomentar la manera, el estilo, la personalidad y los dones naturales que Dios le dio a cada uno de sus hijos. Es importante notar que este versículo dice “su camino”, no “el camino”. Es decir, que cada persona tiene una manera de andar en la vida dada por Dios para Su gloria. Esto no contradice que Jesús es el Único Camino al Padre (Juan 14:6) y que la vida cristiana es un camino de justicia (Proverbios 4:18). Más bien nos hace un llamado a ser auténticos y originales dentro de los estándares de santidad que Dios estableció para Sus hijos.


¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo y pensaste: para esto nací? ¿Qué habilidades naturales has descuidado por andar tan ocupado en el ritmo de la vida? ¿Qué rasgos de tu personalidad vas a cultivar y disfrutar más ahora que sabes que fue Dios quien te los dio?


Si Cristo rompió todos los esquemas religiosos, políticos y culturales, ¿por qué los cristianos a veces somos tan convencionales?



MIÉRCOLES 4 DE NOVIEMBRE


GUARDA LO MÁS PRECIADO

• PROVERBIOS 4: 23 •


Miremos qué puedes guardar con mucho recelo, por ejemplo, tu reputación o cosas materiales; guardas el dinero en un banco o debajo de tu colchón o las joyas en un lugar muy seguro de tu casa.


¿Por qué Dios nos da la instrucción de guardar algo que está dentro de cada uno? La pregunta la podemos resolver con otra pregunta ¿Quién puede conocer tus pecados? Pues sólo tú y Dios.


Los pecados mas destructivos en el ser humano son los que se producen en el corazón o la mente, por ejemplo, puedes decir que no eres adúltero, pero sí puedes pensar que tienes el derecho de ver pornografía.


Jesús dijo en Mateo 5:28 “yo les digo que, si alguno mira a una mujer con el deseo de tener relaciones con ella, ya adulteró en su corazón”. Mira hasta dónde Jesús subió la moral para el hombre, hasta su conciencia, pues Jesús abandona lo físico y le da importancia a la mente pues los pensamientos del hombre hacen parte del corazón.


Jesús se enfoca en lo interno porque en Jeremías 17:9-10 dice: “engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá?“ Quiero explicar el significado de cada una de estas palabras.


Engañoso en hebreo es la palabra: ABOV, que significa chueco, torcido.


Corazón en hebreo es la palabra: LEV, que implica todo aquello que está dentro del ser humano, mente, sentimientos, emociones, intelecto y voluntad.


Perverso en hebreo es la palabra: ANASH que significa incurable.


Así quedaría el versículo: torcidos y chuecos son todos nuestros sentimientos, pensamientos, emociones, nuestra fuerza de voluntad porque todos hemos nacido incurables; esta palabra está ligada al pecado que significa: fallar al blanco.


Hoy, con Jesús, todos tenemos la misma oportunidad que tuvo el rey David cuando adulteró y asesinó: “el hombre con un corazón como el de Dios”. Lo único que debemos hacer es confesar los pecados, arrepentirnos y apartarnos.



JUEVES 5 DE NOVIEMBRE


ECHA FUERA A LA ESCLAVA

• GÁLATAS 4: 21-31 •



Cuando Pablo viajó por primera vez a Galacia, la mayoría de los judíos rechazaron el evangelio, lo que motivó a Pablo a alcanzar a los gentiles. Se levantaron, entonces, falsos maestros judíos que enseñaban la circuncisión, lo cual minimizaba la muerte de Cristo, quitando su verdadero significado, presentando el cumplimiento de la Ley como el medio para la salvación.


Recordemos que la Ley de Moisés no fue dada para que la gente recibiera las bendiciones de Dios por las obras, sino para tratar con el pecado de Israel, y para prepararlos para Cristo, pues el pacto con Abraham fue antes de ésta (Gálatas 3:19).


Dios había prometido a Abraham un hijo de su esposa Sara; ella era estéril y anciana, se requería de fe en la Promesa de Dios. Abraham se cansó de esperar y fue con la esclava de Sara, Hagar, para tener un hijo. Abraham quiso asegurar su descendencia por su propio esfuerzo. Sara tuvo a Isaac el hijo de la promesa; Hagar tuvo a Ismael, el fruto de la carne. Isaac fue aceptado como el heredero de Abraham y el representante de todos los que creen. Dios rechazó a Ismael como heredero de Abraham y él representa a los que viven por su propia voluntad.


No somos hijos de la esclava, sino de la libre (V. 31). La fe en la promesa de Dios es el camino de la salvación para los creyentes, así somos justificados, adoptados y dotados de poder, para vivir en las promesas de Dios, en su Voluntad y no por nuestro propio esfuerzo.


Los Gálatas habían olvidado la razón por la que Cristo había venido a esta tierra: Jesús fue enviado para «librarnos del presente siglo malo» (Gálatas 1:3-5). Ellos perdieron de vista la gran bendición del Espíritu Santo que Cristo había traído. Repetidamente olvidamos que Jesús cambió la historia de la humanidad. Como ellos, regresamos a los desengaños y decepciones viviendo como si Jesús no fuera suficiente. Jesús nos ha sacado de éste siglo perverso para que nosotros vivamos en las bendiciones de la eternidad. ¡Los hijos libres son hijos del Espíritu y son los que han decidido buscar la salvación y la santificación A LA MANERA DE DIOS, esto es A TRAVÉS DE CRISTO!


Echa fuera a la esclava, la que te lleva al pasado, la que te mantiene atad@; mejor dirige tu corazón hacia la transformación que ha venido con Cristo, Él ha traído salvación al mundo y hemos sido capacitados con el privilegio de vivir en esa salvación incluso hoy

(Gálatas 6: 15-16 NBV).


Las bendiciones de Dios vienen únicamente a aquellos que pertenecen al hijo especial de Abraham, es decir, Jesucristo (Gálatas 3: 16 y 29 NBV)



VIERNES 6 DE NOVIEMBRE


LA APOSTASÍA EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

• 2 TIMOTEO 3:1-9 •



El tema es la predicción de la apostasía que vendrá en los últimos días. El apóstol nos dejó también el antídoto para esa apostasía, que es la Palabra de Dios.

La alusión de Pablo a los “postreros días“ revela su urgencia. Los postreros días empezaron después de la resurrección de Jesús, cuando el Espíritu Santo vino sobre los creyentes en Pentecostés y continuarán hasta su Segunda Venida. Esto significa que estamos en los últimos días. Por esto, hagamos lo más que podamos en el tiempo que Dios nos dé.


En muchas partes del mundo, hoy, no parece difícil ser cristiano. La gente no es apresada por leer la Biblia o ejecutada por predicar a Cristo. Pero la descriptiva lista de conducta en los últimos días que da Pablo describe a nuestra sociedad, e incluso, desafortunadamente, la conducta de muchos cristianos.


No ceda a las presiones de la sociedad. No busque la comodidad sin compromiso. Enfrente la maldad viviendo como Dios quiere que Su pueblo lo haga. La «apariencia» de piedad incluye ir a la iglesia, conocer la doctrina cristiana, usar imágenes cristianas y seguir las tradiciones cristianas de la comunidad. Dichas prácticas pueden hacer parecer bien a una persona, pero si no hay actitudes internas de creer, amar y adorar, la apariencia externa no tendrá sentido. Pablo nos previene para que no seamos engañados por personas que sólo tienen la apariencia de cristianos. Al principio, puede ser difícil distinguirlos de los verdaderos cristianos, pero sus conductas diarias los denunciarán.


Los nuevos creyentes necesitan crecer en su conocimiento de la Palabra, porque la ignorancia los puede convertir en vulnerables al engaño. Pero los que escudriñan con honestidad y los verdaderos estudiantes buscan respuestas. Busque hasta encontrar la Verdad y Voluntad de Dios para su vida.


El pecado trae sus consecuencias y nadie podrá evitarlas.

Viva cada día como si lo que hace, algún día será conocido por todos.


113 vistas
LOGO 2019 WHITE-02.png

Síguenos en nuestras

REDES SOCIALES

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter Icono blanco

Calle 20 No. 98-20 | Fontibón, Bogotá, Colombia | +57 298 1021